PORTADA ÍNDICE CONTACTO

La multinacional Monsanto reivindica la carne como invento

27 abr 10. Oír su nombre me da escalofríos. Monsanto, empresa Illuminati por excelencia, pretende adueñarse y patentar las semillas del planeta con armas como Terminator, semilla manipulada que sólo produce una vez, y acaba con cualquier plantación a su alrededor, haciendo al agricultor dependiente de la multinacional. Ahora, pretenden patentar la carne alimentada por sus productos letales.

Las empresas de semillas multinacionales persiguen una estrategia consecuente para hacerse con el control de los recursos básicos de la producción de alimentos. Una investigación realizada recientemente muestra que no solamente las plantas genéticamente modificadas, sino cada vez más métodos de cultivo de plantas convencionales están en el centro de interés de los monopolios de patentes: las solicitudes de patentes internacionales en este ámbito han aumentado de forma considerable, desde el 2007 hasta finales del 2009 se han duplicado. Las empresas que lideran las solicitudes de estas patentes son Monsanto, Syngenta y Dupont. Las multinacionales están además ampliando sus reivindicaciones sobre la cadena de producción de alimentos completa, empezando por el pienso para animales hasta llegar a los productos alimentarios como la carne. En una solicitud de patente pendiente, Monsanto reivindica incluso el tocino y el filete: a través de la solicitud de patente WO2009097403 reivindica la carne procedente de los cerdos alimentados con plantas genéticamente modificadas patentadas de Monsanto. Una patente similar de Monsanto fue presentada en marzo de 2010 para el pescado y otros organismos acuáticos (WO201027788). Algunas patentes sobre alimentos que van muy lejos han sido incluso otorgadas: Monsanto recibió una patente europea (EP 1356033) en 2009 que abarca la cadena de producción de alimentos desde las semillas de plantas genéticamente modificadas hasta llegar a los productos alimentarios como la carne y el aceite.

"Es un proceso que está teniendo lugar, las multinacionales intentan ganar un control cada vez mayor sobre toda la cadena de producción de alimentos. Los consumidores, agricultores, criadores y cultivadores se encuentran todos atrapados por la misma trampa. Hay que considerar esto como un intento amoral de abuso de la ley de patentes. Las empresas tienen como objetivo maximizar sus beneficios presentando patentes sobre alimentos mientras que al mismo tiempo mil millones de personas están sufriendo hambre," dice François Meienberg de la Declaración de Berna.

Como muestran las experiencias hechas en los Estados Unidos, las patentes sobre semillas están conduciendo a una creciente concentración del mercado y a un incremento drástico de los precios de semillas, a una menor selección de semillas y a una elevada dependencia de los agricultores. Los criadores y cultivadores están perdiendo el libre acceso al material de cría o de cultivo lo que tiene un impacto negativo para la innovación. Entretanto, el Ministerio de Justicia y los fiscales generales de varios estados norteamericanos están investigando si la empresa Monsanto ha abusado de su poder de mercado para excluir a sus competidores y aumentar el precio de las semillas. La coalición del 'No a las Patentes sobre Semillas' advierte que la concentración en el mercado incluso aumentará si no se detiene este abuso de la ley de patentes. La coalición cuenta con el apoyo global de más de 200 organizaciones. Las organizaciones exigen un cambio claro de la política y de la práctica de las oficinas de patentes. A los gobiernos se les pide con insistencia que revisen la ley de patentes para excluir las patentes sobre semillas, animales y parte de ellos.

Patente de Monsanto: http://www.no-patents-on-seeds.org/images/documents/wo2009097403a1.pdf


Fuente: http://www.no-patents-on-seeds.org/index.php?option=com_content&task=blogcategory&id=3&Itemid=28&lang=es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada