PORTADA ÍNDICE CONTACTO

Los Anunnaki y el origen del hombre (III)


13 jul 10. PARTE 3
La historia de Los Anunnaki está grabada en los antiguos textos Sumerios. Sumeria era la civilización más antigua en la Tierra que floreció de la nada alrededor de 3800 A.C. Los estudiosos de la corriente principal no tienen respuesta acerca de sus orígenes, y no pueden explicar sus pasmosos adelantos. Los sumerios contestaron estas preguntas en sus escrituras: ellos escribieron que la aparición de su civilización era un acto deliberado decidido por la Asamblea de Los Anunnaki, y que todo lo que ellos sabían fue enseñado a ellos por Los Anunnaki. Dada toda la evidencia de apoyo, no tengo ninguna razón para creer que los sumerios estaban en confusión alguna acerca de sus propios orígenes. Ellos sabían bien acerca de lo que escribieron.

La civilización Sumeria desapareció alrededor de 2000 A.C. así, de repente como apareció. Está claro que su caída fue muy trágica, como lo documentan muchos textos Sumerios de lamentaciones que se han encontrado desafiando la destrucción y desolación de varias ciudades sumerias. Todos éstos los textos de lamentaciones culpan de la destrucción al el uso de algunas “Armas de Terror” y una gran nube mortal. Las descripciones detalladas de sus efectos no dejan duda alguna de que las Armas de Terror eran armas nucleares y que Sumeria fue envenenada por una nube mortal de polvo radiactivo.

Anteriormente mencionamos la fuerte evidencia de este holocausto nuclear: la gran cicatriz negra de la Tierra en la parte sudeste de la península de Sinai y las piedras teñidas de negro que muestran señales he haberse fundido instantáneamente por un intenso y extremo calor.


Hay más evidencia.

Se han encontrado niveles de radioactividad superiores a los normales en el Mar Muerto, en el sitio de Sodoma y Gomorra que fueron aniquilados al mismo tiempo. Y en la propia tierra de Sumeria, un reciente estudio ha encontrado que alrededor del tiempo de la destrucción de Sumeria hubo allí un cambio súbito del clima, cuya naturaleza es consistente con una precipitación radiactiva nuclear. La fecha sugerida por el estudio es el mismo año 2024 A.C. dada por Sitchin.

Hay más evidencia de que los sumerios hablaban en serio al escribir sobre visitantes del espacio. Su conocimiento de astronomía era asombroso. Ellos conocían los planetas del sistema solar, por lo menos tanto como los conocemos ahora. Sabían cosas acerca de Urano y Neptuno que nosotros redescubrimos, sólo recién en los años ochenta con la misión Voyager 2.

Sabían perfectamente del diminuto planeta que llamamos Plutón que se redescubrió apenas en 1930. Urano es casi invisible y Neptuno y Plutón son totalmente invisibles al ojo desnudo. Y finalmente, ellos estaban totalmente conscientes de la existencia del décimo planeta lo cual la ciencia establecida de hoy en día se niega a reconocer, ya que esto derrumbaría toda institución política, económica, y religiosa en la Tierra: que es el planeta de Anu, el planeta hogar de los Anunnaki, llamado NI.BI.RU (“El Planeta del Cruce”) por los sumerios. El conocimiento Sumerio de las estrellas distantes era muy bueno.


Hay más del conocimiento Sumerio que la observación pasiva de cuerpos celestiales distantes. Las pinturas antiguas de cohetes son abundantes. Hay un dibujo de ingeniería seccional cruzada detallado de un cohete en una pared en la tumba de virrey egipcio Huy. Una lápida de arcilla en el museo de la Ermita en St. Petersburg muestra una nave espacial volando claramente de Marte a la Tierra, y sus rasgos hacen pensar fuertemente en la propulsión antigravedad electromagnéticamente inducida.

¿Cómo piensan usted que se construyeron las grandes pirámides de Giza? Ninguna maquinaria de construcción actual podría usarse para construir siquiera algo parecido. La Gran Pirámide, atribuida a Khufu/Cheops está construida de piedra sólida pesando miles de toneladas.


Los bloques más grandes pesan 200 toneladas cada uno. Hoy en día existen solamente dos grúas con pie a tierra aquí en el mundo que pueden alzar un peso de 200 toneladas. ¿Así es que si hoy en día apenas podemos alzar un peso de 200 toneladas, cómo es que lo hicieron los antiguos egipcios rutinariamente (hace alrededor de 2500 A.C., como los aseguran los estudiosos de la corriente principal)?

Sin embargo, toda la evidencia apunta a que los egipcios no construyeron estas pirámides. La Gran Pirámide se le atribuyó al Faraón Khufu por Herodotus a quien él llamó Cheops en la famosa tradición griega de renombrar todo a su manera. La pirámide misma no lleva ninguna marca alguna que lo relacione de alguna forma a Khufu, en absoluto. Por el contrario, está la llamada Estela de Inventario en la cual Khufu cómo llegó al sitio e hizo alguna limpieza y trabajo de mantenimiento alrededor de los monumentos que habían estado estando allí de pie ya desde tiempos inmemoriales.

Hay una corrosión vertical claramente visible en la Esfinge, y en alguna magnitud también en la Gran Pirámide. Tal corrosión sólo puede ser causada por una lluvia incesante. El problema es que la última vez que llovió en la meseta de Giza fue hace aproximadamente 12.000 años, en una época geológica anterior.

La misma fecha se sugiere por la manera en que las tres pirámides están orientadas hacia las estrellas del cinturón de Orion. ¡Las pirámides no se alinean a las estrellas como aparecen hoy, sino que como aparecían alrededor de 10.450 A.C.! (Las posiciones claras de las estrellas cambian muy lentamente, debido a la precesión del eje Terrestre. El ciclo completo lleva 25.920 años.) Esto fue 7,000 años antes del principio de la civilización egipcia, alrededor de 3100 A.C.

¿Quién lo construyó, cómo, y con qué propósito? Sitchin da una respuesta. Él sugiere que el complejo de pirámides de Giza fue construido por los Anunnaki después del Gran Diluvio que ocurrió alrededor de 11000 A.C. (hay evidencia geológica que esto fue cuando la última edad de hielo acabó abruptamente). El propósito: un faro que guiara el aterrizaje de las naves espaciales en el puerto espacial de la península de Sinai. Sitchin mantiene suficiente evidencia para esto, y estoy de acuerdo con él.

Sin embargo, la Gran Pirámide no es la única estructura así. Hay otra gran estructura construida por Los Anunnaki que se mantiene todavía de pie hoy, la cual encuentro aun más fascinante que la Gran Pirámide. Hay una plataforma grande de piedra en las montañas de Líbano en un lugar llamado Baalbek. Sitchin muestra con argumentos convincentes, los cuales considero prueba suficiente de que sirvió como una instalación para despegue y aterrizaje auxiliar y centro de comunicaciones de los Anunnaki.

Mientras todos están fascinados con la Gran Pirámide, la plataforma de Baalbek está en el olvido. Quizás le falta el efecto mágico que la gente ve en la Pirámide, pero la plataforma de Baalbek contiene más piedra que la Pirámide y contiene bloques sólidos de piedra aun más increíbles.


La esquina más fortificada de la plataforma la mayoría, en lo que concuerdo con Sitchin, es la plataforma de lanzamiento, construida de varias capas de bloques colosales de piedra. Una capa contiene bloques que pesan 500 toneladas cada uno.

Y otra capa consiste en tres bloques de la piedra que son las más grandes en el mundo conocido desde la antigüedad, como el Trilithon (imagen izquierda), la Maravilla de las Tres Piedras. ¡Cada uno de estos bloques pesa más de 1.000 toneladas!

Sitchin escribe:

“El hecho increíble es que aun hoy en día no existe ninguna grúa, vehículo o mecanismo que pueda alzar un peso de 1000-1200 toneladas – y ya ni hablar de transportar tal inmenso objeto a través del valles y laderas de montaña, poniendo cada tabla en su posición precisa, muchos pies sobre la tierra. No hay rastro alguno de carretera, calzada, rampa u otros terraplenes que incluso podrían sugerir remotamente el arrastre o empuje de estos megalitos desde la cantera a su sitio colina arriba.”

No tengo idea de cómo fue construida esta plataforma. Sospecho que los colosales bloques de piedra fueron alzados y hechos flotar a través del aire como plumas ingrávidas por alguna máquina antigravedad, parecido a cómo algunas personas teorizan que una nave espacial puede doblar el espacio-tiempo en cuarta dimensión en dirección opuesta a lo que causa la gravedad según se ve en la relatividad general de Einstein, creando eficazmente antigravedad. Si los Anunnaki fueron capaces de tales hechos esto ayudaría a explicar cómo pudieron ellos venir aquí desde Sirio u Orion.


Finalmente, la reconstrucción de Sitchin de la historia de los Anunnaki explica por qué todos estos sitios (las antiguas ciudades Sumerias, Baalbek, el complejo de Giza, la instalación de Lady Ninharsag en el Monte Catherine, el puerto espacial en el Sinaí, Jerusalén, Delphi, y otros) se construyeron exactamente donde ellos se ubicaban o se ubican sus ruinas hoy. También explica por qué se erigió y cayó cada ciudad antigua, reino o imperio de la manera que lo hizo y en el momento que se hizo.

Pero no me tome mi palabra para ello. Lea usted mismo los trabajos de Zecharia Sitchin. Su honesto trabajo erudito sobre los Anunnaki está incluido en sus tres primeros libros, “El 12º Planeta”, “La Escalera al Cielo,” y “Las Guerras de Dioses y Hombres.” El primer libro comienza con el primer aterrizaje de Los Anunnaki en la Tierra hace unos 450.000 años, y el tercer libro termina con la guerra nuclear de 2024 A.C.

Estos tres libros son esenciales. Si usted tiene un poco mas de tiempo para leer, puede gustarle también su cuarto libro “Los Reinos Perdidos” qué trae la historia americana antigua al contexto, y “Génesis Revisitado: Está la Ciencia Moderna Alcanzando al Conocimiento Antiguo?” El último libro es interesante si usted quiere más prueba.

Como lo he dicho anteriormente, sus libros más tardíos deben ser tratados con cautela, porque allí él deja de dar nueva información sobre lo que pasó después del 2024 A.C., y comienza a repetirse eternamente, siguiendo intensamente, al parecer, una agenda que alimenta una versión filtrada para que la gente no pondere demasiado acerca de lo que pasó antes de 450.000 años o después del año 2024 A.C., para que uno no averigüe una verdad chocante.


Solamente difiero con Sitchin respecto a los asuntos de los Anunnaki en la Tierra de hace 450.000 años al 2024 A.C. La idea en otras materias, sobre todo en los detalles astronómicos sobre Nibiru, el planeta de Anu, más allá de aquéllos dados por Sitchin, mis pensamientos de sobre de dónde vino ese planeta y esas personas, y todo acerca de los reptiles, es mío propio, y a ese respecto, ya he mostrado argumentos y evidencia en la cual he basado mis conclusiones.

Hay fuerte evidencia, sin embargo, de que los Anunnaki y sus sanadores puedan haber podido realizar exitosamente un trasplante de cabeza. Los antiguos nos dijeron muy claramente que ellos, algunas veces pudieron juntar de nuevo al cuerpo una cabeza desunida y le pudieron devolver la vida al ser que había sido decapitado. La mejor evidencia es la historia de Orisis, Isis, Horus, y Set. Puede que usted ya la conozca, ya que es bien conocida casi para todos los que tienen algún interés en el Egipto antiguo y es enseñado en las clases de historia antigua, pero vamos a repasarlo.

Osiris se casó con su media hermana Isis cuando su medio hermano Set decidió usurpar su trono. Él usó una artimaña para conseguir que Osiris se acostara en una caja en el momento en que Set y sus conspiradores cerraron la caja, lo llenaron de plomo fundido, y lo tiraron al mar. La doliente Isis estuvo buscando a su amado hermano-marido, y eventualmente encontró la caja con su cuerpo. Ella pensó en intentar revivirlo, pero antes de que ella pudiera deducir cómo, Set encontró el cuerpo y lo cortó en 14 pedazos, que esparció por todo Egipto. Isis, de nuevo, estuvo buscando las partes de su querido hermano-marido, y las encontró todas, menos su falo.

Para este tiempo, el cuerpo de Osiris estaba tan mutilado que revivirlo estaba era imposible. Sin embargo, increíblemente, y es un hecho histórico, Isis tuvo un niño de Osiris antes de que sus restos fueran puestos finalmente a descansar. Este niño fue llamado Horus, y estaba destinado a ser el vengador de su padre.

¿Cómo pudo Isis tener un niño de Osiris después de que éste murió y su cuerpo fue cortado en 14 pedazos?

Algunos han sugerido que Isis extrajo el semen de su cuerpo y se impregnó con él. Sitchin señala, sin embargo, que esto no pudo ser porque la parte del desmembrado Osiris que Isis no podría encontrar era su falo.

Mi creencia es que ella creó las células de esperma de sus células somáticas por medio de meiosis artificial. Si usted sabe de biología celular, sabrá que todo lo somático, es decir, las células somáticas normales de los humanos tienen un cromosoma diploide establecido, es decir, 46 cromosomas, mientras que los gametos (el esperma y los óvulos) tienen un cromosoma haploide, es decir, 23 cromosomas. Todas las células somáticas se dividen por mitosis, un proceso que produce dos células hijas con cromosomas idénticos a aquel de la célula padre.

La esperma y los óvulos se forman por la meiosis. Meyosis es un proceso que parte en dos el juego de los cromosomas seleccionando al azar 23 de los 46 cromosomas para ser retenidos. Esta es la razón por la cual cada padre contribuye sólo con la mitad de sus genes para formar un bebé, y esa selección es al azar. Los dos gametos combinan para dar al niño un nuevo juego de cromosomas diploides, y el niño hereda los rasgos, en cierto modo, de ambos padres de una manera impredecible, a la aleatoriedad introducida en la meiosis.

Creo que Isis reprodujo este proceso artificialmente para impregnarse con la semilla de su marido muerto incluso sin tener su falo, y ésta es una prueba del nivel de avance de la tecnología biomédica de los Anunnaki. La meiosis artificial es muy conocida en nuestra corriente principal de los círculos científicos.

Horus creció para cumplir su propósito de luchar contra Set y vengar a Osiris. (En su temprana niñez él fue muerto por una mordedura de escorpión, pero fue revivido por el dios de la magia, Thoth, quien Sitchin demuestra convincentemente que era una misma persona con la poca conocida deidad Sumeria NIN.GISH.ZID.DA, un hijo de Enki.) Horus y Set lucharon y lucharon hasta que Horus venció a Set usando un arma ingeniosa.


Los estudiosos de la corriente principal de mitología egipcia no están seguros que clase de arma era, pero un análisis cuidadoso de la descripción y pintura antigua revela que eran tres cabezas de proyectiles (ojivas) independientes teledirigidos.

Horus trajo a juicio y ejecución a se tomó prisioneros a Set y a sus camaradas prisioneros. Cuando Isis lo vio decapitar a los camaradas de Set, uno a uno, acercándose al mismo Set, tuvo piedad de Set. Él asesinó a su querido hermano-marido, pero también era su hermano, y lo liberó. Set escapó a la península de Sinai, y como muestra Sitchin en “Las Guerras de Dioses y Hombres”, esto sembró las semillas para la Segunda Guerra de la Pirámide en la cual el río de Nilo fluyó rojo con sangre humana y la Gran Pirámide fue vaciada de su maravilloso y milagroso equipo, incluyendo el equipo para guiar naves espaciales, y se perdieron.

Horus estaba tan enfurecido de que Isis liberara a Set, que decapitó a su propia madre. Pero entonces, Thoth inmediatamente corrió a la escena y le reunió de nuevo su cabeza y la revivió. No hay duda que tuvo éxito con esta resucitación. Todos los eventos antedichos tuvieron lugar mucho antes de la aparición la primera civilización humana, y en tiempos mucho más postreros de los egipcios y griegos, Isis ya estaba bastante activa guiando a sus seguidores.

Como lo conté en un Correo electrónico anterior, Isis parece haber sido la Iluminadora de la humanidad, y muy valiente de haber continuado jugando este papel mucho tiempo después de que el resto de los Anunnaki fuera arrojado a puntapiés de la Tierra.


(Recuerde que ella fundó París y guió a Juana de Arco, a los iluminados franceses, y los otros portadores de luz y conocimiento, y quizá incluso a los rusos revolucionario-libertadores.)

Aparentemente, Isis no sufrió daños o secuelas del ataque de cólera de su hijo, en que él cortó su cabeza, y su resurrección por Thoth fue un verdadero acto de magia. Pero, por otra parte, como lo dije ya al principio, creo en la Tercera Ley de Arthur C. Clarke (que cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia).

Tengo curiosidad por saber si Isis se les aparecía a sus seguidores egipcios con una gran cicatriz alrededor de su cuello o no. Parece que no: según mis conocimientos, ninguna de sus retratos muestra cicatriz alguna, y si su resurrección y reunión de su cabeza fue verdaderamente mágica, la magia no debe de haber dejado cicatriz.

Planeo verificar esto a través de la visión remota. (Ése es otro concepto que las personas que me vayan conociendo mejor, se familiarizarán con el. No hay espacio aquí para explicar mejor esto, pero les recomiendo leer “PSI Spies” por Jim Marrs.)

Así que la conclusión es que si los Anunnaki y sus sanadores pudieran reunificar una cabeza desunida sin secuela o pérdida alguna, serían capaces, asimismo de poder hacer un trasplante de cabeza de manera similar.

O está usted hablando sobre pruebas respecto a cosas mucho más grandes que he escrito sobre:

¿Inteligencia de ET, los orígenes humanos, el gobierno del mundo oculto, etc.? Ya les he dado muchas prueba en mis Correos electrónicos anteriores:

• el surgimiento y caída súbita de Sumer
• la civilización humana más antigua en la Tierra
• el increíble conocimiento Sumerio
• los trabajos megalíticos cuya ubicación y estructura precisa encajan en las instalaciones espaciales postuladas por Sitchin
• la evidencia de guerra nuclear en la antigüedad

(Sumer se perdió por una nube radiactiva, la gran cicatriz de en la Tierra en la península de Sinai que todavía es visible desde los satélites, la piedra teñida de negro, las capas de vidrio verde fundido encontradas debajo de los estratos arqueológicos más antiguos, radiación anormal en el Mar Muerto en el sitio de Sodoma y Gomorra, etc.)

RELACIONADOS:
- Los anunnaki y el origen del hombre (I)
- Los anunnaki y el origen del hombre (II)
- Los Anunnaki y el origen del hombre (y IV)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada