PORTADA ÍNDICE CONTACTO

El misterio de Puma Punku

13 feb 11. Tiahuanacu (también llamado Tiwanaku) es un antiguo complejo arquitectónico y actual yacimiento arqueológico de Bolivia, ubicado en altiplano central de boliviano a 20 km al sureste lago Titicaca. El lugar ha representado un misterio para arqueólogos y científicos desde que el español Cieza de León descubriera las ruinas en el año 1549. El desconcierto radica en la edad exacta del complejo que se estima de más de 17.000 años y la tecnología utilizada para montar las peculiares piedras con las que está diseñado. Hoy en día existen pocas dudas de que Tiahuanaco fue un importante centro ceremonial sagrado y el punto focal de una cultura que se extendió por gran parte de la región. En el pueblo existe una estructura escalonada similar a las pirámides conocida como el Akapana.


Uno de los monumentos más reconocidos de Tiahuanaco es la “puerta del sol”, un enorme bloque de piedra erigido y decorado con un fresco. En la imagen anterior se puede ver detrás del monolito de piedra.

Descripción de Tiahuanacu.

Tiahuanacu se encuentra casi en el centro mismo de la gran cuenca terrestre de los lagos Titicaca y Aullagas, y en el corazón de una región que puede ser adecuadamente caracterizado como el Tibet del Nuevo Mundo. Está localizado a una altura de 12,900 pies sobre el mar, en un terreno amplio y abierto, sin protección del frío y la humedad características de esta zona árida. En dicho lugar nos encontramos con la evidencia de una civilización antigua, considerada por muchos como la más antigua y la más avanzada de todo el continente americano.

El lugar está rodeado por restos de templos, los vestigios de un palacio, numerosas construcciones e ídolos tallados en imponentes monolitos. Desde su descubrimiento, el lugar ha padecido importantes movimientos sísmicos que han reducido considerablemente las ruinas y el desmando los objetos de gran valor arqueológico.

El Misterio de Puma Punku

Las ruinas de Tiahuanuco han sido consideradas por todos los estudiantes de antigüedades americanas como el lugar más interesante e importante, y al mismo tiempo más enigmático, de cuantas existen en el continente americano.

La mayoría de los arqueólogos fueron vencidos en sus intentos por penetrar en el misterio de su origen, y se contentaron con asignar una antigüedad más allá de los otros monumentos de América, ubicando a ésta civilización desconocida en un solitario lugar en el tiempo. Según los estudios más relevantes, se cree que ésta civilización desapareció antes de la aparición de los Incas y en una época más contemporánea con la de Egipto y Oriente.

Gigantes y Venusianos

Las leyendas locales asociadas a Tiahuanaco y la escasa información recopilada hasta ahora permitieron a algunos autores elaborar las hipótesis más extravagantes acerca de los orígenes de la misteriosa ciudad.

El reino de los gigantes.

A comienzos de la década de 1950, apoyándose en las teorías M alemán Hoerbiger, Denis Saurat elabora una increíble teoría: hace 3.000.000 años, la Ljuna habría estado tan cerca de la Tierra que su fuerza de gravitación habría provocado el nacimiento de una raza de gigantes de tres metros de estatura y, al mismo tiempo, la formación alrededor del planeta de un anillo estático de aguas oceánicas que se elevaba a más de 3.000 metros en la región andina. Por lo tanto, en esta época, Tiahuanaco habría sido un puerto marítimo habitado por ¡gigantes humanos altamente civilizados!

La colonia venusiana

Hacia 1960, un «renovador de la religión de¡ Sol inca», un tal Beltrán García, supone que una astronave originaria de Venus se habría posado sobre la ribera del Titicaca y que sus tripulantes habrían fundado Tiahuanaco en ese lugar. Estos acontecimientos se habrían producido hace cinco millones de años… Los ídolos gigantes serían las representaciones de viajeros venusianos. Trasladando el hecho a unos 10.000 años antes de nuestra era, Robert Charroux sostiene también que los venusianos vinieron a fundar una especie de colonia en Tiahuanaco, porque ahí se encontraba uno de los escasos lugares sobre la Tierra que se asemejaban a su medio natural.

La Atlántida.

Algunos de estos exploradores extraterrestres habrían venido a visitar la Tierra arriesgando su vida, y gracias a ellos habrían nacido las grandes civilizaciones antiguas. Tiahuanaco y la Atlántida serían sólo una… Sin embargo, al no poder aclimatarse a la Tierra, los venusianos habrían desaparecido, dejando su último mensaje sobre el fresco de una de las construcciones: la «puerta M Sol». Estas lucubraciones dan testimonio de la extraña fascinación que parece ejercer el planeta Venus sobre los astrónomos de las civilizaciones precolombinas.

A 4000m de altitud, sobre el altiplano en Bolivia, se encuentra la famosa "puerta del sol" en Tiahuanacu.


Hoy en día aún no está muy claro cuáles fueron los orígenes de esta cultura o de dónde provenía, al igual de porqué y cuando desapareció. Se cree que la cultura Tiwanaku tenía sus orígenes en la cultura Huari, una alta cultura peruana.


Los lugares de culto en el lago Titicaca, entre Perú y Bolivia fué en sus tiempos un complejo de templos. Esto lo indican diversas ilustraciones de aparentes dioses. Tanto el complejo como las piedras, están trabajados con tal precisión que de ninguna manera podría tratarse de un centro profano.


Pero lo más grandioso y al mismo tiempo ignorado por los turistas se encuentra a unos 100 metros: Las ruinas de Puma Puncu. ?A quién van a interesar bloques de piedra de hasta 1000 toneladas de peso?


Tanto el significado como la antigüedad del complejo son desconocidos. Algunos arqueólogos atribuyen el complejo a los indios Aymara, pero ?como pudo ser que un pueblo tan primitivo y sin ninguna ayuda técnica, moviera y trabajara estas pesadas plataformas de hasta 1000 toneladas?


Los monolitos fueron unidos con grapas de metas (5). El mismo sistema de estabilización de plataformas lo encontramos también en Delphi (6), pero los dos complejos de templos se encuentran a miles de kilómetros de distancia.


!La cantera de andesit y trachyt se encuentra a 17 kilómetros de distancia!


Grandes cantidades de bloques de piedra, como en una fábrica de hormigón se encuentran dispersos por las ruinas.


!Las distintas formas se acoplan unas a otras como un juego de construcción!


Si se observa las piezas de construcción de hormigón, podría decirse que el propósito de estas piedras era un sistema de canales o una protección de cables subterráneos.


¿Y qué explicación darán los arqueólogos cuando califiquen los trabajos de tantísima precisión de los indios Aymara?


La pregunta, de qué manera y para qué fueron formados estos bloques, sería quizás contestada por nuestros "especialistas" nada más que con un ligero movimiento de hombros.


Y... una vez más nos da una antiquísima leyenda una respuesta: "Aquí vivían en sus entonces los dioses, y cuando abandonaron el país destruyeron su "ciudad" en sólo una noche!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada