PORTADA ÍNDICE CONTACTO

Beber agua de mar como fuente de salud


18 abr 11. En los albores de la medicina, de la física, de la economía, etc, la élite secreta que domina el mundo estaba presente y ocultó y manipuló todo aquello que perjudicara su agenda de control.

Si la vida salió del mar es imprescindible saber cómo se nutren y respiran cada una de las células –que ahora son terrestres– de los 100 trillones que conforman a un ser humano.

Cada célula necesita diariamente de todos los nutrientes que estaban, y hoy en día siguen estando en el agua de mar, representados por la Tabla Periódica completa con sus 118 elementos en un ambiente alcalino de pH 8.2 . Si la célula no los recibe se desencadena el hambre celular, causa primaria de la obesidad. Le ofrecemos dos posibilidades para conocer los secretos del hambre celular:

1) Que con los mismos minerales marinos de la Tabla Periódica, que se encuentran en los vegetales terrestres usted nutra orgánica, alcalina y diariamente a cada una de sus células.

2) Que esos mismos minerales, garantizados en la forma orgánica, biodisponible y alcalina –pH 8.2– usted los obtenga gratis del agua de mar. Por tradición y cultura: los mitos, paradigmas y dogmas científicos sobre el agua de mar le harán muy difícil creer en sus beneficios. Y además:

3) Descubra: a) cómo las células se oxigenan –VO2– y controlan el estrés físico y mental de un organismo humano sano; y b) la importancia del SOL como nutriente – vitaminas D1 y D3

Es aceptado universalmente que la primera célula y que con ella la vida salieron del mar. Hay que dejar muy claro que alimentar a un organismo, no es lo mismo que nutrirlo. Los alimentos de una comida no garantizan la nutrición de cada una de las células que lo constituyen.

No es lo mismo aplacar el hambre de la cavidad virtual del estómago que satisfacer las necesidades nutritivas correctas del hambre celular de los 100 trillones de células de una persona.

Todas las enfermedades son causadas por la desnutrición celular. El ejemplo más conocido es el de la anemia que es causada por una deficiencia específica del hierro.

La escasez de nutrientes, como el calcio, es la causa de que una persona esté ácida, cuando su pH debería ser alcalino entre 7,37 a 7,47. Otto Warbürg, Premio Nobel en 1931 comprobó científicamente que todas las enfermedades son ácidas. No hay nada más ácido que un cadáver. El hambre celular, no la “estomacal”, es la causa de la obesidad por adicción a la comida.

Ángel Gracia

Nació en Luceni, Zaragoza. Doctor en Veterinaria por la Universidad Complutense de Madrid, Certificado como Philosophy Doctor in Veterinary Sciences (Ph.D.) en USA. Miembro de la Sociedad Europea de Medicina Naturista Clásica. Miembro certificado de la American Association of Nutritional Consultants, USA.. Miembro de la Sociedad Española de Agricultura y Ganadería Ecológicas. Especialista en Tipificación de Productos Cárnicos y Lácteos por la Universidad Complutense de Madrid y el Ministerio de Ganadería Español. Premio Nacional de Divulgación Científica, Venezuela. Introductor de la Hiponosis Comparada en Iberoamérica. Por cinco años capitán de la Copa Davis de Tenis de Venezuela. Convivió con los indígenas yanomami del Territorio Amazonas. Presidente de la Seawater Foundation, Florida, USA

LIBRO: La dieta del delfín

Charla del doctor Ángel Gracia sobre el agua de mar:


Los 51.000 habitantes del pueblo de La Ceja (Colombia) no enferman, beben agua de mar


BEBER AGUA DE MAR LO CURA TODO (PARTE 1)


BEBER AGUA DE MAR LO CURA TODO (PARTE 2)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada