PORTADA ÍNDICE CONTACTO

Castro, agente jesuita

27 jul 13. Uno no puede pensar en el daño que le pueda infringir a las ideologías de muchos amigos a la hora de pretender desvelar la gran trampa del bipolarismo y la dualidad, del divide y vencerás que los Amos y sus títeres han instalado por todo el mundo y, peor aún, en nuestras mentes. He sido muy reacio a tratar el tema cubano y su revolución porque la reacción inmediata de sus simpatizantes me resulta amarga. Pero soy amigo de las personas y no de sus ideales, y más aún amigo de la verdad aunque duela. Y para buscarla... hay que revolver:

Un hilo abierto por un forero de Burbuja.info se pregunta:

¿Trabaja Fidel Castro para la Familia Rockefeller?

Cualquiera que haya leído la historia de cómo Fidel Castro llegó al poder, tendrá que admitir que “hay algo que no encaja”. Que 80 simples hombres consiguieran tomar el poder de un país desde la selva con unos pocos rifles es una historia más cercana a la ciencia ficción que a la Realidad, incluso para mí, que he sido admirador de aquella revolución. Tiene que haber un elemento que se nos escapa: ¿habrá sido la revolución cubana algo parecido a lo que ahora está sucediendo en Siria y antes en Libia?

Durante años se ha especulado sobre la condición de judío de Fidel Castro Ruz o, incluso, la extrañeza de que el New York Times le dedicara una entrevista muy positiva al poco de iniciarse la sublevación; ¿los capitalistas mitificando a un comunista? ¿Cómo se “come” esto?

En esta etapa de liberación de informaciones, me llegan algunas que no puedo dejar de publicar, aunque ello acabe con mitos del público de esta página.

Fidel Castro estuvo en los cuarteles generales del Consejo de Relaciones Exteriores unos meses antes de comenzar la sublevación (1955) y al poco de ganar (1959) siendo recibido con todos los honores por su fundador David Rockefeller.

La hija del magnate, Peggy Dulany, organizó el encuentro de profesores universitarios USA con cubanos en 1991, cuando caía el régimen soviético y, por tanto, Cuba se quedaba sin aprovisionamiento.

El hijo de David Rockefeller, Abby, ha sido un feroz defensor del régimen cubano, mientras que el propio David es el presidente del lobby USA que aboga por el embargo a Cuba (AHTC). Rockefeller es también presidente de una fundación que ha financiado la formación de centenares de universitarios cubanos.

Gracias a Rockefeller y Kisinger, Cuba ha sobrevivido al embargo, con intercambios comerciales por un valor de 1.000 millones de dólares.
Y todo ello, después de que, tras la victoria de Castro, la empresa de Rockefeller (Standard Oil) perdiera las tres refinerías que, ¡sorpresivamente! había instalado en Cuba para procesar el petróleo venezolano. ¿Pierden sus propiedades y todavía apoyan al régimen comunista?

Bueno, pues si todos estos contrasentidos fueran pocos, nada más triunfar la revolución, en 1959, Nelson Rockefeller expresó su admiración por el régimen cubano con las siguientes palabras “Castro está haciendo un gran trabajo”. ¿Una de las familias que esclavizan a la Humanidad, alabando a un movimiento que, supuestamente, trata de liberar a esa misma Humanidad de las garras de esas mismas familias? ¿Qué está pasando aquí?

En 1995, Castro volvería a ser invitado a una reunión del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) en Nueva York. ¿Sabéis dónde durmió?
En la mansión de David Rockefeller en Westchester County.


Hilo en Burbuja.info:
http://www.burbuja.info/inmobiliaria/temas-calientes/282883-amistades-peligrosas-de-fidel-castro-familia-rockefeller.html


¿Quién es este personaje que saluda a Castro?

Es el "jefe" de la Orden de Malta, controlada por El Vaticano-jesuita a través de la CIA, a la cual pertenece también el Bobón rey de España

Pero todo es un uno donde en lo alto siempre aparecen:

Castro, agente jesuita

Por Gretchen Small

Conservadores estadounidenses e izquierdistas latinoamericanos comparten la ilusión común de que Fidel Castro es un "agente soviético", que es un títere de Rusia para llevar a cabo la licitación del "comunismo internacional" en América Latina y el resto del Tercer Mundo. El secretario de Estado Alexander Haig EE.UU. es aficionado a la promoción de ese mito al denunciar Castro como un "representante de Rusia" en cada vuelta. Y al propio Castro le gusta contribuir a la ilusión.

Pero el quid de la cuestión, como Haig sabe perfectamente, es que Fidel Castro es un bien cultivado a largo plazo de la Compañía de Jesús, los jesuitas, quienes han empujado con éxito profundamente en el campo soviético.

Castro fue educado por los jesuitas. Fue seleccionado por ellos para continuar su carrera en la política. Su revolución de 1959 fue financiada y apoyada por los jesuitas y sus aliados. A mediados de la década de 1960, el régimen cubano sigue la política de los jesuitas de la promoción de las "guerras de liberación nacional" en el Tercer Mundo. A principios del decenio de 1970 Castro estableció una alianza estratégica con la Compañía de Jesús al unirse al gobierno de Allende en Chile para pedir un "diálogo cristiano-marxista." Y reafirmó recientemente en una reunión del Partido Comunista de Cuba que la alianza de 1980 ayudó a desencadenar la actual desestabilización de América Central liderada por jesuitas.

Castro tiene en ocasiones alguna influencia de los nacionalistas mexicanos y de las facciones a favor del desarrollo dentro de las políticas de la Unión Soviética, adoptados hostiles a la perspectiva de crecimiento cero de los jesuitas. Este fue el caso de su discurso en la Conferencia de agosto de 1979, "No Alineados de La Habana", en la que apoya una solución negociada entre el Norte y el Sur a la devastación económica del Tercer Mundo. Y por lo general ha sido el caso de las políticas económicas nacionales que han favorecido el crecimiento industrial de Cuba. Pero a fin de cuentas, y enfáticamente hoy, Castro sigue siendo el instrumento controlado por los Jesuitas para el que fue moldeado.


United Fruit Company


"Usted podría ver esto .... Que era para hacer grandes cosas .... Eso es para grandes cosas, no para las cosas ordinarias", escribió el Padre Amando Llorente, SJ. en su evaluación de Fidel Castro sobre la graduación de este último en el exclusivo Colegio jesuita de Belén de Cuba en Havana en 1946.

Castro, de hecho, fue a escuelas propiedad de los jesuitas durante su infancia, enviado allí por su padre, de clase media, que había hecho su primer dinero trabajando para gran plantación de azúcar de la United Fruit Company en Cuba, la misma United Fruit (UFCO) que está extensivamente involucradas en el tráfico internacional de drogas, y que ha trabajado en estrecha colaboración con los jesuitas durante los últimos decenios en la formación terroristas de izquierda y derecha en Centroamérica (ver EIR, 8 de diciembre). El Sr. Castro, finalmente, hizo suficiente dinero trabajando para UFCO para establecer su propia plantación de azúcar, en el terreno que bordea a las fincas de la UFCO en la provincia cubana de Mayarí.

United Fruit, a continuación, con sede en Nueva Orleans, y ahora llamada United Brands, es fundamental en la historia real de la Revolución de Castro de 1959, ya que su aparato normalmente corría a ambos lados de dicha operación. Por ejemplo, el sangriento dictador a quien finalmente Castro derrocó, Fulgencio Batista, fue, al igual que Castro, el hijo de un empleado de United Fruit. Batista llegó al poder en 1952 mediante un golpe militar, y estableció un gobierno reconocido internacionalmente como nada más que una fachada para el aparato de juego, prostitución y el tráfico de drogas de Meyer Lansky, cuyas redes de la mafia del Caribe en gran medida son superpuestas a la mafia de la UFCO de New Orleans.

Sin embargo, todo el movimiento de oposición a Batista, incluyendo a Fidel Castro, también fue financiado por la UFCO y el tráfico de drogas, principalmente a través de la persona de uno de Carlos Prío Socarrás. Prío, un socialdemócrata, había sido presidente de Cuba desde 1948 hasta Batista, sobre el que se lanzó en 1952. Fue precisamente durante los años Prío que los chicos de Lansky trasladaron sus operaciones en la cerradura de Cuba, acciones, barril. Prío, de hecho, hasta su muerte en 1970, fue por largo tiempo miembro de la junta Permindex, la cáscara corporativa utilizada por los más altos niveles del lobby internacional de drogas para llevar a cabo asesinatos políticos.

Permindex ha sido identificado por la inteligencia francesa, por ejemplo, como responsable de más de 30 intentos de asesinato contra la vida de Charles de Gaulle y fue investigado por el fiscal de distrito de Nueva Orleans James Garrison en relación "con el asesinato de John Kennedy también.

Se estima conservadoramente que la Permindex de Prío, personalmente bombeó más de $ 5 millones para financiar cada uno de los "grupos de acción" terroristas opuestos a Batista durante la década de 1950, incluyendo algún lugar cerca de un cuarto de millón de dólares a la guerrilla de Castro. Fue Prio el que financió la famosa expedición de Castro a Granma en barco desde México a Cuba en 1956, por una suma de $ 72.000, luego de una reunión entre Castro y Prío en McAllen, Texas, en agosto de 1956.


Guerrilla Batista

Prío fue el líder cubano en lo que se llamó "izquierda democrática" en América Latina en el período de post-guerra, los aliados de la Internacional Socialista, que incluía personalidades como Rómulo Betancourt de Venezuela, Pepe Figueres de Costa Rica (una persona al cien por cien filial hasta el día de la United Fruit), y la amante peruana de Mussolini, Haya de la Torre.. Elaborado por una combinación de los jesuitas y de los intereses oligárquicos italianos, y financiado por la United Fruit y el RockefeIlers, la Izquierda Democrática creó una fuerza de mercenarios armados de izquierda conocida como la Legión del Caribe, cuya misión principal era derrocar varias dictaduras de derecha, luego establecidas en América Latina.

Como estudiante universitario, Castro recibió su primera formación política insurreccional precisamente de estas redes. El bautizo de Castro como guerrillero se produjo en el propio funcionamiento de la primera Legión del Caribe en 1947, una expedición planeada para derrocar al dictador de República Dominicana Rafael Trujillo, lanzado desde la isla de Cuba de Cayo Confites.

El principal asesor militar y entrenador de la Legión del Caribe a lo largo de este periodo fue el veterano de la Guerra Civil Española, "General" Alberto Bayo, que luego pasó a formar equipo de la expedición del Granma de Castro en México. Bayo también capacitó a operarios guerrilleros latinoamericanos de Castro en los años posteriores, y una vez se refirió al Che Guevara como su mejor alumno.

Junto con el respaldo militar de Bayo, la Legión Caribeña apoyó la inserrucción de Castro con la ayuda financiera de Figueres, Betancourt, Prío, y otros. Figueres, por cierto, hizo exactamente lo mismo que 20 años más tarde, cuando financió todo el frente sur de la revolución sandinista.


Cristianos y marxistas


Prío Socarras y muchos de sus colaboradores inmediatos rompieron con Fidel Castro durante la radicalización de la revolución cubana en 1960-1961 . Muchos de ellos dejaron Cuba para ocupar nuevas posiciones dominantes de las redes de drogas que se ejecutan en la comunidad cubana en el exilio. La ideología que dejaron atrás, sin embargo, no era muy diferente de su propia.

De hecho, hay fuertes razones para creer que las redes de droga de los jesuitas, incluyendo aquellas controladas por el gobierno de los EE.UU. en el momento, deliberadamente llevaron a la Cuba "comunista" en los primeros años 60, con el fin de entregarlo al bloque soviético como una "oferta que no pudo ser rechazada . "Cuba se convirtió así en una especie de "bebé de alquitrán" para la Unión Soviética en el Caribe, un bebé de alquitrán que se ha utilizado desde entonces por estas redes jesuitas y sus aliados en la KGB soviética para fortalecer sus intereses y posiciones entre facciones dentro de la Unión Soviética.

Cuba ha sido fundamental para impulsar la Unión Soviética para respaldar la política suicida de "guerras de Liberación Nacional" para el sector en desarrollo, y que ha servido repetidamente como casus belli entre las dos superpotencias en 1962, contribuyendo a traer el mundo al borde de la guerra nuclear.

La explícita cooperación cubano-jesuita conocida como el "El diálogo cristiano-marxista" tuvo como punto de partida a un nivel práctico en 1972.

Durante la visita a la Chile de Allende ese año, Fidel Castro mantuvo una reunión de seis horas en la embajada de Cuba en Santiago, con el liderazgo de los recien formados "Cristianos por el Socialismo" del grupo jesuita. Teólogos de la liberación presentes declararon después que Castro no reconoció por primera vez que la alianza entre "cristianos revolucionarios" y Marxistas podría ser "estratégica" y no meramente táctica.

La Revolución Sandinista respaldada por Cuba, pero dirigida por jesuitas, en Nicaragua en 1979, selló la importancia práctica de este "diálogo cristiano-marxista."

El presente de Cuba es la adopción total de la línea política de los jesuitas, siendo más enfáticamente reafirmada durante diciembre el Congreso del Partido Comunista de Cuba de 1980.

En esta reunión, Castro caracterizó tanto a los "elementos revolucionarios cristianos " en la Iglesia como a las fuerzas de la Internacional Socialista, como aliados críticos para todo el "movimiento de liberación nacional" que Cuba respalda en Latino América y en todo el mundo. Un pequeño paso de Cuba a su postura actual de repaldar apoyo político y logístico para el lado "izquierdo" de la barrida genocida de América Central ha traído al círculo completo de Fidel Castro a sus raíces originales jesuitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada