PORTADA ÍNDICE CONTACTO

Los filamentos que caen del cielo: ¿Seda volante o polímeros biosintéticos?

Filamentos adheridos a una valla metálica

16 oct 14. Los primeros días de noviembre de 2008, en varias localidades en el norte de Italia, se recogieron informes de la caída de “filamentos extraños” desde el cielo. Lo que golpeó particularmente a los ojos de los testigos involuntarios fue la abundancia de éste fenómeno: en poco tiempo el césped, árboles y vehículos fueron literalmente cubiertos con” una manta de hilos de luz blanca“. Otro hecho insólito es que los filamentos que tratamos, aparentemente parecían muy similares a los hilos de tela de araña, y han demostrado tenacidad notable, mucho mayor que la que tiene las telas de araña común. La muy atípico del fenómeno observado ha llevado a algunas personas a recoger muestras de los filamentos, con la esperanza de que los análisis de laboratorio posteriores pudieran determinar su naturaleza.

Las muestras fueron recogidas entre los días 5 y 9 de noviembre de 2008 en varios lugares, en particular: Parma, Bolonia, Calderara di Reno (BO), Ferrara, Buccinasco (MI) de Milán y el Parque Norte. El análisis de muestras realizados por el biólogo Dr. Giorgio Pattera y la Doctora Alfieri confirmaron las afirmaciones de los testigos de que “parecía que los filamentos eran extremadamente viscosos y duros, muy resistente a ser trasladados y muy difícil de manejar, incluso con unas pinzas de plástico finas de madera o de acero inoxidable” Las muestras de los lugares mencionados se dividieron en partes, para que pudieran ejecutarse las diferentes pruebas de cada tipo, en especial el papel a la llama, las pruebas de solubilidad, solubilidad en ácido , la prueba del ensayo y de la sosa cáustica aquellos con reactivos de Loewe y Schweitzer.

Todos los filamentos fueron sometidos a la misma prueba y dieron todos los mismos resultados, idénticos. Los resultados de la solubilidad de los reactivos específicos para la seda (Loewe reactivo y reactivo de Schweitzer), junto con las observaciones anteriores, dieron un pH alcalino en los vapores emitidos por la combustión, el olor característico de “cuerno quemado” (por obvia presencia de queratina), el residuo de ceniza de color negro (hollín) y la solubilidad en ácido sulfúrico, ácido nítrico y sosa cáustica (ebullición), lleva a la conclusión de que los filamentos son cuando menos de origen orgánico y, más concretamente, tienen características químicas y físicas muy similares al análisis de muestras realizados por el biólogo Dr. Giorgio Pattera y la doctora Alfieri indican que al respecto de la tontería que dijeron algunos de que pudieran ser las llamada “arañas de altura”. “Ciertamente aunque sólo se tratara de la producción, tendría que darse una producción industrial para ,entre otras cosas, cubrir la masa de tierra con las llamadas” arañas de altura”, “cuya existencia (desde el punto de vista entomológico) dejamos para AP-Pannaggi y las” leyendas urbanas “, al ritmo de la CICAP.

No se asemejan tampoco, ni remotamente, a las” roscas de algodón de silicio” que cayeron coincidiendo con el paso de objetos voladores no identificados (OVNI) sobre Oloron en 1952 y Florencia en 1954, los llamados” cabello de ángel “, que se evaporaron rápidamente, al contacto de la mano .

En este caso gracias al celo emprendedor de un estudiante, entonces futuro ingeniero, que ejecutó el análisis químico de los filamentos en el Instituto de Química Analítica de la Universidad de Florencia, sabemos que el informe analítico concluye de manera sucinta:

sustancia macromolecular que contiene boro, silicio, calcio y magnesio. En línea puramente hipotética, puede ser vidrio de sílice boro “(firmado: el Director, el Prof. G. Canneri).

Entonces, ¿de qué se trata? Para hacer algunas hipótesis sobre los orígenes no utópicos de estos filamentos misteriosos, vamos a investigar de cerca su estructura probable, el trabajo sobre el terreno. Como dice el biólogo Dr. Giorgio Pattera, las fibras naturales vegetales y animales tienen diferentes reacciones cuando se queman. De hecho, las fibras naturales de animales (lana, seda) se queman lentamente, desprendiendo un olor a cuerno quemado por la presencia de queratina, con residuos de combustión sueltos y carbonosos.

Las fibras vegetales naturales (algodón, lino, cáñamo, yute) se queman muy rápidamente, con llamas, liberando un olor a papel quemado por la presencia de celulosa y dando ceniza residual impalpable, las fibras artificiales se comportan como los naturales, en función de su origen. Las pruebas han comprobado que cuando se forma la llama, la sustancia de que están hechos los filamentos del estudio, los olores que emanan son a cuerno (como el pelo) quemado, típicas de estructuras fibrosas naturales de origen animal. Esto por lo tanto limita el alcance de la investigación a las fibras naturales de origen animal (lana y seda). Ambas, sin embargo, pese a encontrarse en lugares totalmente diferentes del cuerpo de los animales a los que pertenecen (apéndices de la piel de los mamíferos por una parte y glandulas de algunos insectos, por otra parte), cuando forman llama al arder, no desprenden el mismo olor ¿ por qué ésta reacción cruzada ?”.

Para responder a esta pregunta es necesario aclarar la estructura de las dos fibras. , explica el biólogo Dr. Giorgio Pattera que “la lana se fabrica con queratina, una proteína de estructura helicoidal formada por un par de hélices, estrechamente enrolladas y reforzadas por numerosos puentes. La seda, sin embargo, tiene la llamada fibroína, una proteína organizada así: algunas hojas plegadas de veinte en veinte, dispuestas en planos superpuestos, cercanos y compactas,(lo que la hace suave, sedosa y flexible) y también la llamada sericina. Es la presencia en ambas de la queratina lo que permite que éstas fibras desprendan el olor característico a “cuerno quemado” si se exponen a las llamas. Pero, ya hemos visto cómo afecta a los filamentos el contacto con los reactivos Schweizer-Tzero, ¿por qué seguimos analizando sólo ésta seda? Y ¿qué decir de “los hilos de seda voladores?”.


El biólogo Dr. George Pattera y la doctora Alfieri han desarrollado tres hipótesis:

-Primera hipótesis: los filamentos fueron analizados cuando cayeron sobre las localidades afectadas por objetos volantes no identificados (OVNIS), según lo informado por testigos de Merosi en situación similar, por lo tanto, a los ya mencionados de Oloron 1952 y Florencia, 1954), con la única diferencia significativa en el tipo de derrame de sustancias en el suelo (borosilicato contra polímeros orgánicos). Aún hoy, como entonces, las razones de esta “lluvia” siguen siendo desconocidas.

-Segunda hipótesis: los filamentos analizados podrían ser un “producto”, consecuencia de “los proyectos para enmendar el clima” con el fin de evitar la formación de fenómenos meteorológicos turbulentos (huracanes, precipitaciones intensas, tornados, etc), que serían desastrosos para el continente europeo. Este proyecto se llevaría a cabo a través de la liberación a la atmósfera por los aviones sin ser etiquetados,

de “productos específicos”(bario, yoduro de plata, etc.) ,al parecer ,capaces de, precisamente, influir en el clima, prevención o promoción de la formación de nubes y su lluvia.

Esta acción directa sobre el cambio climático ya ha sido probada con éxito durante el transcurso de los Juegos Olímpicos de 1980, gracias a un acuerdo (el secreto se filtró sólo después de la caída del muro de Berlín) entre la Fuerza Aérea Soviética y los EE.UU. Pero incluso hoy en día vemos los efectos de la dispersión de estas sustancias en nuestros cielos: en el plazo de 48 a 72 horas después de la aparición de las estelas químicas, emitidas por aviones no identificados en la atmósfera , se observa la aparición de la formaciones de nubes , seguidas por precipitaciones más o menos intensas.

- Tercera hipótesis: los filamentos serían el resultado de un proceso de polimerización con polímeros orgánicos y sintéticos (“biopolímeros sintéticos”), presentado en forma artificial y se utilizarían como “apoyo” de otros componentes (emisión de polvo?) con el fin de difundir en la atmósfera un “aerosol”, que sirviera para mejorar y ampliar en el espacio y el tiempo, la reflexión de las ondas electromagnéticas (radar, las comunicaciones de radio, emisiones por satélite, etc), todo, por supuesto, para un control militar y de inteligencia .

Sería probable la última hipótesis, ya que una de las propiedades de la seda es unir fácilmente las sales de aluminio, hierro y estaño, con la formación de sales básicas insolubles. En otras palabras, éstos polímeros actuarían como coadyuvantes de bio-sintéticos en “nebulización” con los compuestos metálicos del aire, no especificados, como por ejemplo los sistemas de difusión de las semillas por el viento, utilizados por algunas especies de plantas (diente de león, el álamo de arce, etc).

También hay que tener en cuenta que (seguramente en Parma, mientras que lo hemos encontrado también en otros lugares ) ha habido una caída abundante de “telarañas” después del intenso vuelo de las aeronaves no identificadas, que asemejan la vertical del área de un “tablero de ajedrez” de senderos (pero diferentes a los ”normales” de condensación o contrails ,incluso en la forma, dimensión y persistencia), llamados precisamente estelas químicas o CHEMTRAILS, como se ha señalado por muchos testigos oculares .

No nos sentimos inclinados a expresar nuestras opiniones sobre estas dos últimas hipótesis, hasta que esté todo verificado, puesto que nos adentramos en un área , la de las estrategias político-económico-militares, que están fuera de nuestro especulación

( biólogo Dr. George Pattera).

Para completar éste escenario se ha reportado una noticia interesante, relativa a una patente de EE.UU. (U. S. Patente 5994099), que se refiere el descubrimiento de los polipéptidos que forman las fibras macroscópicas, y se clonó el ADN que codifica estos polipéptidos .En otras palabras, con éste descubrimiento se pudo sintetizar las proteínas de seda de las glándulas típicas de la araña Nephila flagelliformi Clavigo. Una aplicación industrial de la patente se refiere principalmente a las suturas para diversos procedimientos médicos. Pero las características de esta seda artificial son muy parecidas a las de los filamentos que caen del cielo. ¿Será una casualidad?.

En cualquier caso, el biólogo Dr. Giorgio Pattera subraya los peligros de las sustancias que se liberan en el aire. “Queremos resaltar los peligros en el medio ambiente de algunos elementos, que se supone que están dispersos en la atmósfera para los fines antes mencionados. Bario, aluminio, sílice, titanio (por nombrar algunos), si se inhalan directamente o se toman con los alimentos (verduras, leche, etc ) contaminados por la dispersión de la lluvia posterior, pueden dar lugar en los organismos superiores a patologías graves tales como síndromes neurodegenerativos (esclerosis lateral amiotrófica, la EEB, esclerosis múltiple, etc ), como síndromes neurotóxicos (Alzheimer); insuficiencia respiratoria (silicosis), etc.

Tal vez sea por la difusión de ésta alarma, que es percibida por la población, que en los últimos cinco años se les pidió a los parlamentarios italianos (Ruzzante, Di Pietro, Brandolini, por nombrar algunos) que hicieran en el Parlamento siete preguntas al gobierno” bipartidista “ y también se les pidió a muchos otros en el Parlamento Europeo. Las respuestas a la solicitud de información sobre fenómenos inquietantes, continuas apariciones de formaciones nubosas inusuales, o chemtrails dejados por los aviones militares sin marcas de identificación, italianos y europeos en el cielo.” fueron, entre otras la del Excmo. Sandro Brandolini (6 de octubre, 2008) particularmente incisiva”, ya que desafiaba al Ministerio de Defensa a que, “proporcionaran, si podían, las pruebas científicas que refutaran la existencia de los chemtrails .”

Enlace al documento completo del análisis: https://es.scribd.com/doc/13670160/Bambagia-Silicea-Non-Proprio

Fuentes: – Análisis de los filamentos en noviembre de 2008, hecho por el biólogo Dr. Giorgio Alfieri Pattera y Dr. Ilaria – G. Pattera “caminos en el cielo, el miedo en la Tierra”, de “zona fronteriza”, N ° 32, mayo de 2008, pp 50/58

- Los artículos “L’Unione Sarda” de 12/28/2006 y 18/01/2007 – artículos de “La Repubblica” 16/01/2007

- Los artículos de la “Gazzettino di Treviso” de 23/03 / 07 – Comunicado de prensa “Codacons” del 12/16/2007 – artículos de “La Stampa 11/02/2009 – artículos en el” Corriere della Sera el 19/02/2009

Visto en: http://liberacionahora.wordpress.com/2010/11/09/las-estelas-quimicas-expuestas-dossier-sobre-los-chemtrails-con-la-traduccion-del-riguroso-y-completo-trabajo-monografico-de-massimo-rodolfi-y-otros-importantes-documentos/

Entrevista al Dr. Giorgio Pattera:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada