PORTADA ÍNDICE CONTACTO

Cuando los jesuitas recompensaron a los Windsor con la Corona Británica por los servicios prestados


28 abr 16. Los Linajes que llegaron desde Babilonia a Venecia se casaron con la nobleza local, compraron títulos para sí, o simplemente inventaron otros. Así, allá por el año 1171, se hicieron conocidos a lo largo de Europa como la "Nobleza Negra" (Black Nobility). Una vez más los fenicios se hicieron la aristocracia. Operaron a través de Italia del norte hasta Génova y en un área conocida como Lombardía, entrando al norte en lo que hoy es Suiza.

Venecia fue durante siglos un centro de los linajes babilónicos que se expandieron hacia el Lejano Este con los viajes del veneciano Marco Polo, de quien hay más que saber de lo que la Historia oficial sugiere. Las familias reales supervivientes en Europa son el linaje babilónico de esta Nobleza Negra, incluyendo la Casa de Windsor de Gran Bretaña. Es por esto, por su adoración a deidades babilónicas, que estas casas reales están plagadas de satanismo y relacionadas con la Masonería y otras sociedades secretas de la Élite.

Muchas de las familias financieras y de negocios más famosas de hoy día son miembros de las líneas de la Nobleza Negra de la Hermandad Babilónica. La dinastía de la banca Warburg es de hecho de la familia de Abraham de Banco, la mayor familia de la banca en Venecia cuando la ciudad estaba en la plenitud de sus poderes e influencia. La familia Agnelli, famosa por el gigante del automóvil Fiat, es otro de estos linajes de la Nobleza Negra.

La influencia de la Nobleza Negra se expandió en dirección norte hacia Alemania y es de esta corriente que la familia real británica, la Casa llamada hoy de Windsor, se origina.

Ernesto II de Sajonia-Gotha-Altenburgo (en alemán: Ernst II von Sachsen-Gotha-Altenburg, 30 de enero de 1745 - 20 de abril de 1804) fue un príncipe soberano y gobernante de los Ducados Ernestinos en el siglo XVIII.

En 1774 se convirtió en un francmasón, ingresando en la logia Zum Rautenkranz de Gotha, y en 1775 fue nombrado Gran Maestre de la Logia de Alemania. Más tarde, en 1783, entró en contacto con los Illuminati, bajo los nombres de Quintus Severus y Timoleon. En 1784, se le encomendó el cargo de Supervisor de la Baja Sajonia, que desempeñó con gran fervor.

En 1787 le concedió a Adam Weishaupt, el fundador oficial, mas no mentor, de esta sociedad secreta de los Illuminati, el asilo en Gotha. Como masón fue enterrado envuelto en una tela blanca.

En 1745 se le dio el título de Su Alteza Serenísima El Príncipe Ernesto de Sajonia-Gotha-Altenburgo, Duque en Sajonia
En 1756 se le dio el título de Su Alteza Serenísima El Príncipe Heredero de Sajonia-Gotha-Altenburgo
En 1772 se le dio el título de Su Alteza Serenísima Ernesto II, Duque de Sajonia-Gotha-Altenburgo
Fuente

Sajonia-Gotha-Altenburgo era un ducado gobernado por la rama Ernestine de la Casa de Wettin en la Turingia de hoy, en Alemania. Ambos, Wettin y Sajonia-Coburgo-Gotha, se cambiaron su apellido por el de Windsor en 1917.

Además, Adolf Freiherr Knigge, o Barón Von Knigge, cofundador de los Illuminati, le introdujo a Weishaupt a varios nobles, incluyendo al duque Ernest II de Sajonia-Gotha-Altenburgo (1745-1804), quien simpatizaba con la causa de los jesuitas y prometió enviar los planes Illuminati de Weishaupt al Vicario general jesuita Estanislao Czerniewicz, que vivía en el exilio en Rusia.

Sin embargo, fue su sucesor Gabriel Lenkiewicz (1785-1798) quien reconoció el valor de la obra de Weishaupt y rápidamente la promulgó como el nuevo modelo oficial de la estructura de los jesuitas en 1785.

Tres de las familias más famosas receptoras de los favores de los jesuitas por sus servicios prestados son: la Casa de Saxe- Coburg-Gotha (Sajonia-Coburgo-Gotha), los Rothschild y Lafayette.

La Casa de Sajonia-Coburgo y Gotha fue recompensada con la Corona de Inglaterra, y así esta familia real se queda como bastión fundamental de los Illuminati con firme lealtad a los jesuitas.

El modelo de célula secreta Illuminati de Weishaupt se le atribuye al ahorro de muchos cientos de jesuitas en toda Europa y se utilizó como efecto extremo en la planificación de la Revolución Francesa algunos años más tarde. Él es el primero en concebir el modelo "célula terrorista perfecta", ya utilizado por muchas facciones político-militares el día de hoy.

Bajo la seguridad y el cuidado del duque Ernest II de Sajonia-Gotha-Altenburg, Weishaupt vivió en Gotha y continuó escribiendo, incluyendo la historia completa de las Persecuciones de los Illuminati de Baviera (1785), Un cuadro del Iluminismo (1786), Un disculpa por los Illuminati (1786), y Un sistema mejorado de Iluminismo (1787).

En Londres recalaron otros apellidos venecianos que, junto a los Rothschild, copan el poder absoluto del mayor centro de control económico del mundo, la conocida como Milla Cuadrada o City de Londres, donde los Windsor deben solicitar permiso para entrar y donde la actual reina de Inglaterra hace el gesto de inclinación ante su Alcalde o Mayor, señal inquívoca del escalón inferior donde figura la Corona Británica en relación a los dueños de la City: los Jesuitas que les auparon a la Corona y El Vaticano. (ver artículo anterior sobre La City de Londres)

Jorge Guerra

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada