PORTADA ÍNDICE CONTACTO

El Misterio de las nubes. "Nuestras nubes toman sus órdenes de las estrellas"

El origen del cambio climático según la teoría de Henrik Svensmark

Svensmark en las Cañadas del Teide
26 jul 15. Diez años le han costado a este científico danés que alguna revista o entidad científica divulgara sus investigaciones. Ya sabemos cómo la ciencia está "tomada" por el poder para censurar cualquier intento de divulgación de hipótesis o teorías que incomoden la verdad oficial establecida cuyos principios tengo claro que están manipulados en todos y cada uno de los campos de dicha materia.

Según Henrik Svensmark:

"en el año 2005 encontramos pruebas experimentales de que el sol y la galaxia afectan directamente al clima de la tierra, pero ninguna revista científica quiso publicarlas".

"Yo considero que en lugar de pensar que las nubes son el resultado del clima deberíamos pensar justo lo contrario, porque las nubes reciben los rayos cósmicos del sol, y la actividad solar influye en el clima de la tierra. Cuanto más rayos cósmicos, más nubes".

"La mayoría de la gente piensa que las nubes se forman a partir del agua que hay en la atmósfera, pero eso no es cierto.
La única forma es condensándose en una partícula de aerosol existente en el aire. Por eso es crucial entender de dónde llegan esa partículas".

"y lo que es un misterio es cuándo entenderá la comunidad científica que son factores externos los que afectan al clima. Esto demuestra que la tierra no es una isla en el universo"

Es provocativo, porque las revelaciones de Svensmark desafían la creencia de la mayoría de los teóricos del clima que el dióxido de carbono ha sido el motor principal del calentamiento global. Como resultado se ha enfrentado a la oposición.

La película registra diez años de esfuerzo por parte del equipo pequeño en Copenhague que, al final, resolvió el misterio de cómo la galaxia y el Sol interfieren en nuestro tiempo todos los días.

En el vídeo aparecen los inquisidores de la ciencia y cómo frenan cualquier teoría incómoda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada