PORTADA ÍNDICE CONTACTO

El Misterio del hijo de la Viuda. Historia Oculta del Tercer Grado



2 jul 15. La historia masónica es notoriamente difícil de rastrear. Sus orígenes están envueltos en las brumas del tiempo. Mientras que múltiples corrientes convergen para formar un río, por lo que la Masonería en si tiene numerosos tributarios. Al igual que un río, cuando se sigue de nuevo a la fuente, prácticamente desaparece, y uno llega a un goteo en alguna parte, un manantial o el escurrimiento de un glaciar, pero en algún lugar a lo largo de su curso se convierte, sin lugar a dudas, en un río, y es aquí donde comienza nuestra historia.


La Masonería y sus símbolos son un enigma, para los cuales las respuestas simples pueden no ser suficientes. Citando a Albert Pike: “Los grados Azules no son mas que el patio exterior o pórtico del Templo. Parte de los símbolos se muestran allí para el iniciado, pero es intencionalmente engañado por falsas interpretaciones. No se pretende que ellos los comprendan; pero se pretende que ellos se imaginen que los entienden. Su verdadera explicación está reservada para los Adeptos, los Príncipes de la Masonería”.

Otro famoso masón, uno con reputación intachable, lo expresó así: “Cava a través de la capa exterior y encontrarás un significado; redúcelo a través de ese significado y encontrarás otro; debajo de él si cavas lo suficientemente profundo puedes encontrar un tercero, un cuarto ¿quién dirá cuántas enseñanzas?”.

En este video, vamos a excavar en busca de una de estas enseñanzas enterradas, y descubriremos una llave que abre muchos misterios, ese llamado “hijo de la viuda”. De acuerdo con William Harvey. un famoso masón: “La figura sobresaliente en la masonería moderna es indudablemente el hijo de la viuda, quien es conocido por los miembros de la Fraternidad con el nombre un tanto oscuro de Hiram Abiff”. Así que ¿es Hiram Abiff el irónico “hijo de la viuda”? Es cierto que los maestros masones son “elevados” sobre la imagen de Hiram Abiff, y muchos entienden ésta como la razón por la que se refieren a ellos como “Hijos de la Viuda”. Pocas veces es discutida, sin embargo, la pregunta “¿quién es la viuda?” o mejor aún, “¿quién era el padre?

La que tal vez es la leyenda masónica mas antigua se conoce como “La Leyenda del Oficio” de la que ahora vamos a escuchar algunos extractos, teniendo en cuenta que, si bien hoy en día pocos masones realmente creen esta leyenda cuasi-bíblica, los primeros masones la tomaron muy literalmente. Como dijo Albert Mackey: “esta narración, hasta el final del siglo XVII, reclamó y recibió la fe implícita del Oficio e, incluso, en el siglo XIX ha tenido sus defensores entre los eruditos y su crédito entre los ignorantes del Oficio”.

“La Leyenda del Oficio” “¿Cómo fue iniciada esta noble ciencia? Yo se los diré.

Antes del Diluvio de Noé, existió un hombre llamado Lameck, como está escrito en el cuarto capitulo del Genesis, de quien sus 4 hijos encontraron el principio de todos los oficios en el mundo. Jabalí era el hijo mayor, y se encontró con el oficio de la geométrica, su hermano Juball encontró el oficio de la Música. El tercer hermano (Tubal-Cain) descubrió el oficio de Smith para trabajar hierro y acero, y su hermano Naamah encontró el oficio de Tejer. Estos niños sabían bien que Dios tomara venganza por Synn, (o destruir a la Humanidad), ya sea por el fuego o por el agua; por lo cual, ellos escribieron su ciencia que habían encontrado, en dos pilares de piedra, para que pudieran ser encontrados después de la inundación de Noé. Y esa piedra fue el mármol, por eso con se quemó con el fuego; y la otra piedra era lateros (ladrillo), una piedra que se ha dicho que flota y no se hundiría en el”agua de Noé”. La leyenda, después, relata que pasada la inundación “Hermes, el padre de los sabios; se encontró con uno de los dos pilares de piedra, y encontró la ciencia escrita allí, y el se la enseñó a otros hombres. Y al momento de hacer la Torre de Babilonia existía la masonería que hizo la mayor parte. Y el rey de Babilonia (Nimrod) él mismo fue un masón (albañil); y también amaba la ciencia. La leyenda atribuye a Nimrod la creación de los masones en un cuerpo organizado y que él fue el primero que les dio una Constitución o las leyes para su gobierno.

La Masonería, según el relato legendario, fue fundada en Babilonia, de donde pasó al resto del mundo, mientras que Abraham y Sara después trajeron las “7 Ciencias de los egipcios”, donde Euclides se convirtió en su principal exponente. En cuanto a los cuatro hijos de Lameck, ninguno es mas central par la Masonería que Tubal-Caín. Tabularían, el célebre antepasado de la Masonería, también fue el antepasado de Hiram Abiff. Como su nombre indica, fue también un descendiente de Caín (Tubal-Caín significa “descendiente de Caín”).

Así pues, de acuerdo con la Biblia, y con la leyenda masónica, el Oficio tuvo su origen en la lina de sangre de Caín. Esto siempre ha sido un secreto a voces, y para algunos una herida abierta, a la vez dolorosa y antiestética, por lo que han tratado de encubrirla, yendo tan lejos como para afirmar que Lamech era de la linea de Seth. Por supuesto, debería ser obvio que si Lamech era descendiente de Seth, él nunca habría nombrado a su hijo “descendiente de Caín”. Otros han afirmado que la ciencia se originó con Adán, quien la enseñó a sus hijos, y que se transmitió a través de Seth, no de Caín, sin embargo, esto se contradice con la leyenda masónica original, y por la Biblia, sobre la que se basa la leyenda.

Volviendo ahora a Hiram-Abiff, encontramos que hay mucha controversia sobre el origen del Tercer Grado y la “Leyenda Hirámica” enseñada en él. Como veremos, la evidencia sugiere que éstos fueron introducidos al Oficio por la influencia de los Rosacruces, a través de la instrumentalidad de Francis Bacon y el rey James. La Leyenda Rosacruz del Templo es muy similar a la versión masónica, pero con mayor detalle y con muchas claves importantes que no figuran en la leyenda Hirámica, pero que son, sin embargo, de la mayor importancia para la Masonería. Una vez más, citamos a William Harvey: “Si los inventores del Tercer Grado tuvieron la sugerencia de los Rosacruces de hacer a Hiram la figura central en su nuevo esquema, es muy obvio que ellos encontraron sus detalles en cuanto a su asesinato en “La Leyenda del Templo”, y convirtieron esa historia para satisfacer el propósito que tenían a la vista. La leyenda se da en detalle en el trabajo singularmente atractivo de Charles William Heckethorn: “Las sociedades secretas de todas las edades y países”. En 2004, cuando el hermano Paul Kenney hizo una presentación sobre esta leyenda, comenzó con las siguientes palabras: “Esta noche me gustaría presentarles una versión de la Leyenda del Templo que unos pocos hermanos han escuchado antes. Aunque son similares en muchos aspectos, presenta diferencias desafiantes que, ya sean correctas o no, son, no obstante, perspicaces”. El concluye su discurso con las palabras: “La base de la totalidad de la masonería se encuentra en la Leyenda del Templo relativa a Hiram-Abiff o Adonhiram.

Todo lo que tiene que ver con el secreto de la masonería y su tendencia está expresado en esta Leyenda del Templo. Con esta introducción en mente, pasemos ahora nuestra atención allí.

En un punto de la leyenda, mientras Hiram está tratando de lanzar su obra maestra, el llamado “MoltenSea”, encontró que había sido saboteado por tres aprendices celosos. Un desastre se produjo y el metal fluyó sin control, como lava sobre el suelo del templo. A medida que Hiram trata en vano de detener el flujo con agua, una misteriosa figura aparece por encima de él, diciendo: “Ven, hijo mío, sin temor, te he vuelto incombustible, arrojaste a las llamas”. El crédulo Hiram saltó dentro, entonces le pregunta a la voz, ¿a dónde me llevas? y las voz le responde: “Al centro de la Tierra, al alma del mundo, al reino del gran Caín, donde reina la libertad con él. Donde la tiránica envidia de Adonai cesa; allí podemos, menospreciando su ira, probar la fruta del árbol del conocimiento; ahí es la casa de mis padres”.

“¿Quién soy yo y quién eres tú?”
“Yo soy el padre de tus padres, yo soy el hijo de Lameck, soy Tubal-Caín”.

Tubal -Caín introdujo a Hiram en el santuario del fuego, donde se expuso a él la debilidad de Adonai y las bajas pasiones de ese Dios, el enemigo de sus propias criaturas”. “Hiram fue, entonces, llevado a la presencia del autor de su raza, Caín”. “Caín relató a Hiram sus experiencias, sufrimientos y desgracias, traídos sobre él por el implacable Adonai”.

Tubal-Caín, entonces, otorgó su martillo a Hiram, diciendo: “Gracias a este martillo y a la ayuda de los genios de fuego, realizarás rápidamente la obra inacabada a través de la estupidez la maldad del hombre”.

Con la ayuda de su nueva habilidad, Hiram completa con éxito su obra maestra, solo para ser asesinado de inmediato por los mismos aprendices indignos. Por lo tanto, ¿Caín después paso a ser conocido como el progenitor de la Masonería? No del todo, ese premio puede ser otorgado a su padre que, según la leyenda, no es Adán.

Ahora vamos a citar el comienzo de “La Leyenda del Templo”, dada por Steiner.

“La ascendencia de los constructores del místico templo, fue la siguiente: Uno de los Elohim, o genio primitivo, se casó con Eva y tuvo un hijo llamado Caín, mientras que Jehová o Adonai, otro de los Elohim, creó a Adán y unido con Eva, trajo a la familia de Abel, a quien fueron sometidos los hijos de Caín, como castigo por la transgresión de Eva”.

Vemos así que Caín es un descendiente directo de los dioses, pero Abel es un descendiente de Adán y Eva, que son humanos”. “Caín cometió fratricidio. Ël mató a Abel y, por ello, fue excluido de la comunión con Yahvé. Ël se fue a tierras lejanas y fundó su propia raza allí”. “Adán de nuevo se unió con Eva y de esta unión llegó Seth, también se menciona en la Biblia, quien asumió el papel de Abel. Por lo tanto, tenemos dos generaciones de la humanidad: La raza de Caín, que era descendiente de Eva y uno de los Elohim, y la otra raza que tenía parentesco humano y fue traído a la existencia por mandato de Yahveh”.

“Entre los descendientes de Caín están todos aquellos que han sido los creadores del arte y la ciencia, como, por ejemplo, Matusalén, el inventor de la escritura Tau, y Tubal-Caín, quien les enseñó el uso y el funcionamiento de minerales metálicos y del hierro.

En esta linea de descendencia, derivada de los Elohim, estaban todos aquellos que se entrenaron a si mismos en las artes y las ciencias”.

Matusalén, otro de sus descendientes, inventó los personajes sagrados, los libros de Tau y la T simbólica, por la cual los trabajadores descendientes de los genios del fuego se reconocieron uno al otro.”

Tubal-Caín excavó cuevas subterráneas en las montañas para salvar a su raza durante el Diluvio; pero sin embargo perecieron y solo Tubal-Caín y su hijo salieron con vida.

La esposa de Cam, segundo hijo de Noé, pensó que el hijo de Tubal-Caín era más apuesto que los hijos de los hombres y él se convirtió en progenitor de Nimrod, quien enseñó a sus hermanos el arte de la caza y fundó Babilonia.”

“Hiram también descendió de la raza de Caín, y él fue el heredero de todo lo que había aprendido de los otros de su línea en la tecnología y el arte. El fue el arquitecto más importante que podemos imaginar.”

Ahora bien, todo esto es muy interesante, pero todavía no sabemos quién engendró a Caín. La leyenda dice simplemente “uno de los Elohim” y que no era Jehová. Uno de los mas completos relatos de la leyenda se encuentran en los escritos de Max Heindel, en una obra titulada “Masonería y Catolicismo”, la cual, a pesar de su simple titulo, es un importante documento ocultista del que vamos a escuchar solo una pequeña fracción. Recomiendo que las personas interesadas lean el artículo en su totalidad, pues la doctrina está desfigurada por abreviaturas. Heindel fue un famoso rosacruz cuyos escritos, incluido éste, se ofrecen a menudo en los sitios web masónicos. En “Masonería y Catolicismo” nos encontramos con una renuncia de responsabilidad que, a lo mejor de mi conocimiento, esto no aparece en ninguna de sus otras obras: “El escritor no es un masón, y por eso él es libre de decir lo que sabe sin miedo de violar obligaciones, pero él es un masón en el corazón, y por lo tanto francamente opuesto al catolicismo.”

Antes de exponer sobre la leyenda masónica, Heindel detalla por primera vez la historia de la creación Rosacruz, que he condensado de la siguiente manera:

En las primeras etapas, todo estaba oscuro y caliente. Jehová, con el fin de iniciar la creación de la vida física, enfrió la Tierra recién formada con agua. Algunos de los ángeles se adaptaron bien a este cambio, pero otros ángeles, encabezados por Lucifer no podían soportar la idea de ser “templados” con agua, así que se rebelaron contra Jehová. Lucifer condujo esta rebelión y él, junto con sus seguidores, dejaron la Tierra para ir a Marte. El ángel representante de Jehová en la Tierra era Gabriel, mientras que el embajador de las fuerzas de Lucifer era Samael. Según Heindel, los ángeles de Gabriel son los dadores de la vida física, mientras que Samael y los anfitriones de Marte son los “Angeles de la Muerte”.

A pesar de esto, sin embargo, Lucifer se presenta como el héroe oscuro en la Historia. Para mayor claridad, Heindel explica que el término “catolicismo”, como aquí es utilizado no se refiere sólo a la Iglesia Católica Romana sino que “católico” es tomado en el sentido de UNIVERSAL, por lo que el término incluye todos los movimientos inaugurados por los Hijos de Seth, “El Oficio Sacerdotal”. Del mismo modo, el término “Oficio”, se utiliza dentro de este documental en un sentido más amplio, para ser entendido como los movimientos Cainitas en general, los Hermanos del Oficio. Cito ahora directamente a Heindel:

“La Leyenda Masónica tiene puntos de variación, así como de acuerdo con la historia de la Biblia. Afirma que Jehová creó a Eva, que el Espíritu de Lucifer, Samael se unió con ella, pero que fue derrocado por Jehová y obligado a abandonarla antes del nacimiento de su hijo Caín”. Al dejar a Eva antes del nacimiento del niño, Caín fue el hijo de una viuda y la serpiente de sabiduría. Después, Jehová creó a Adán, un ser humano como Eva. Adán y Eva se unieron y engendraron un hijo, humano como ellos, que se llamaba Abel. Jehová que es el Dios Lunar, se asocia con el agua, por lo tanto, había enemistad entre Caín, el hijo del fuego, y Abel, el hijo del agua. Así que Caín mató a Abel y Abel fue reemplazado por Seth. Con el tiempo y a través de las generaciones, los hijos de Caín se convirtieron en los artesanos del mundo, expertos en el uso del fuego y del metal. Su ideal era masculino, Hiram Abiff, el obrero maestro. Los hijos de Seth, por el contrario, se convirtieron en los eclesiásticos, defendiendo el ideal femenino, la Virgen Maria, y gobernando a su pueblo por el agua mágica colocada en sus puertas del templo.

Mediante la aplicación ardua y llena de energía para el trabajo del mundo, los hijos de Caín han adquirido la sabiduría del mundo y poder temporal. Ellos han sido capitanes de la industria y los maestros del arte de gobernar, mientras que los hijos de Seth, que buscan la guía del Señor, se han convertido en la avenida de la sabiduría divina y espiritual. Ellos constituyen el Oficio Sacerdotal.

Así, desde el principio ha habido dos tipos de personas en el mundo. Una engendrado por el Espíritu de Lucifer, Samael es agresivo y progresivo, y poseedor de gran iniciativa, pero impaciente de restricción o autoridad, ya sea humana o divina. Esta clase es reacia a tomar las cosas por la fe y son propensos a probar todas las cosas a la luz de la razón. Ellos han perdido su visión espiritual y están encarcelados en la frente del cuerpo donde se dice que Caín fue marcado, deben vagar como hijos pródigos, hasta que encuentren la puerta del Templo y pidan y reciban la luz; entonces, como “Phree Messen” o hijos de luz, se les instruye en los métodos de construcción de un nuevo templo, un alma-cuerpo etéreo o “casa eterna en los cielos”, no hecha con las manos y sin sonido de martillo.

Cuando su desnudez está vestida con esa casa (Cor 4,5), entonces el neófito recibe “la Palabra”, el “ábrete sésamo” para los mundos internos y las enseñanzas para viajar a partes extrañas en mundos invisibles. Allí él toma almas que vuelan en regiones celestiales y que reúnen los requisitos para grados superiores bajo la mas directa instrucción del El Gran Arquitecto del Universo (GADU), quien formó el Cielo y la Tierra.

Tal es el temperamento de los hijos de la viuda, heredado de su progenitor divino Samael y dado por él a su antepasado Caín. Mientras que Caín, gobernado por la ambición divina, trabajó y labró la tierra para hacer que dos hojas de hierba crecieran donde sólo había una, Abel, la progenie humana de padres humanos, no sentía necesidad o inquietud, él mismo una criatura de Jehová por medio de Adán y Eva, él estaba perfectamente contento de atender los rebaños, también creados por Dios, y en aceptar su medio de vida con su aumento divinamente engendrado, sin trabajar o ejercitar la iniciativa.

Caín mató a Abel después, pero no por ello exterminó a las dóciles criaturas de Jehová, porque se nos dice que Adán conoció a Eva de nuevo y ella dio a luz a Seth. Seth tenía las mismas características que Abel y las transmitió a sus descendientes, quienes a día de hoy, continúan confiando en el Señor para todo, y quienes viven por fe y no por trabajo. La animosidad de Caín y Abel se ha perpetuado, de generación en generación, entre sus respectivos descendientes. Tampoco podía ser de otra manera, porque una clase como gobernantes temporales tienen como objetivo elevar a la humanidad para el bienestar físico a través de la conquista del mundo material, mientras que el Sacerdocio, en su papel de guías espirituales, instan a sus seguidores a abandonar el mundo impío, el velo de lágrimas, y buscar a Dios para el consuelo.

La masonería hoy es un esfuerzo de los jerarcas de fuego, los espíritus de Lucifer, para traernos el espíritu encarcelado “Luz”, por medio del cual podemos ver y saber. El catolicismo es una actividad de los jerarcas de agua, y colocan “Agua Bendita” en la puerta del templo para calmar a los espíritus que buscan la luz y conocimiento y para inculcar fe en Jehová.

Varios intentos se han hecho para unir a las dos corrientes de la humanidad y emanciparlos de sus progenitores, Jehová y los espíritus de Lucifer. Con este fin en mente, el simbólico Templo fue construido de acuerdo con la instrucción de Salomón, el hijo de Seth y el “Molten Sea” fueron reemplazados por Hiram Abiff, el hijo de Caín; pero el propósito principal se frustró como hemos visto, y el intento de unificación resultó abortado. En resumen, los hijos de Caín son los creadores de las artes y los oficios. Por lo tanto, cuando Jehová escogió a Salomón, descendiente de la raza de Seth, para construir una casa para su nombre, Salomón fue incapaz de ejecutar el diseño divino en forma concreta, por lo que se hizo necesario para él solicitar al rey Hiram de Tiro, descendiente de Caín, quien seleccionó a Hiram Abiff, el hijo de una viuda, como todos los masones son llamados debido a la relación de su progenitor divino con Eva.

Hiram Abiff luego se convirtió en Gran Maestro del ejército de la construcción. En él las artes y los oficios de todos los hijos de Caín que se habían ido antes, habían florecido. El era experto mas allá de todos los demás en el trabajo del mundo, sin el cual el plan de Jehová debió de haber permanecido siempre como un sueño divino y nunca podría haberse convertido en una realidad concreta. Las perspicacias mundanas de los Hijos de Caín eran tan necesarias para la realización de este templo como la concepción espiritual de los Hijos de Seth y, por lo tanto, durante el periodo de construcción las dos clases unieron fuerzas, la enemistad subyacente se ocultó bajo un espectáculo superficial de amistad. Este fue, de hecho, el primer intento de unirlas y, de haberlo logrado, la historia del mundo desde entonces habría sido modificada de una manera sustancial.

En la visión de Max Heindel, estos dos linajes eventualmente trabajarían juntos en armonía, ambos consiguiendo al final la salvación a través de sus respectivos caminos. Otros escritores no fueron tan utópicos, sin embargo. A medida que ahora regresamos a la usual “Leyenda del Templo” según lo dado por Heckethorn y Steiner, Hiram se encuentra en presencia de Caín para recibir una profecía. Oyó la voz del que era el descendiente de Tubal-Caín y su hermana Naama: “Un hijo debe nacer contigo, quien de hecho no podrá ver, pero cuyos numerosos descendientes perpetuarán su raza, la cual, superior a esa de Adán, adquirirá el imperio del mundo; durante muchos siglos ellos consagrarán su valor y genio al servicio de la raza siempre ingrata de Adán, pero al final el mejor pasará a ser el más fuerte, y restaurará en la Tierra el culto del fuego. Tus hijos, invencibles en tu nombre, deberán destruir el poder de los reyes, los ministros de la tiranía de Adonai. Ve, hijo mío, los genios de fuego están contigo”.

La revolución se apoderó con Martín Lutero, de cuya cresta dio a luz una rosa modificada y una Cruz. El protestantismo comenzó, y con él un duro golpe a la dominación espiritual de los hijos de Seth. Como dijo el hermano Cosgrove, Washington fue un revolucionario de las hermandades que vieron las regalías de Holanda, Francia, Alemania, Suecia, Italia y otros países europeos que cayeron a espada de terceros estados. A partir de las reformas masónicas del siglo XVI, la realeza de Europa dio testimonio del martillo de los Hijos de Caín, que realmente hizo destruir el poder de los reyes, los ministros de la tiranía de Adonai (los sacerdotes).

La Revolución Rusa fue uno de los capítulos mas oscuros en la lucha en curso. Rusia no se limitaría a sentir sino, incluso, a ver el martillo, junto con otros símbolos más comunes para el movimiento, tales como el sol naciente, que es un nuevo escudo de armas que con audacia llevaba el martillo, con el que la tierra se golpeó para darle forma, y la hoz, ya que el tiempo de la cosecha había llegado a esa nación.

Ahora, como leímos antes, el rey Nimrod el Masón comenzó la Torre de Babel, que también fue el primer esfuerzo masónico importante. Al igual que con Caín, Jehová no miró con agrado la torre y posteriormente la destruyó. En una muestra simbólica de la profecía expresada en la Leyenda del Templo, la Unión Europea publicó un cartel con imágenes inconfundibles, mostrando masones “hombres cuadrados” reconstruyendo la Torre de Babel, simbolizando la UE. Para entender este punto, el edificio del Parlamento de la UE también se ha construido en una clara imitación de la Torre de Babel. Ademas de las implicaciones de un gobierno centralizado y el restablecimiento de Babilonia, esto simboliza la rebelión unida contra la voluntad de Jehová. Antes de examinar algunos otros símbolos a la luz de toda esta información, vale la pena rastrear los orígenes de este sistema de creencias, tan lejos como pueda hacerse con seguridad, donde llegamos a ciertas sectas de los gnósticos.




Volviendo a Heckethorn, leemos lo siguiente: “De los valentinianos surgieron los ofitas, autodenominados así después de que la serpiente que tentando a Eva trajo al mundo las bendiciones del conocimiento, y los cananitas, que mantenían que Caín había sido el primer gnóstico, en oposición a la fe ciega e irracional de Abel, y, por lo tanto, perseguido por el Demiurgo, Jehová. En esta idea está basada la leyenda masónica del Templo”.

Estas creencias gnósticas finalmente encontraron su camino en la masonería. Para Citar a René Guénon, “La Masonería moderna resultó de una fusión parcial de la Hermandad de la Rosa-Cruz, que había conservado la doctrina gnóstica desde la Edad media, con los antiguos gremios de construcción de los masones, cuyas herramientas ya habían sido utilizadas además como símbolos de los filósofos herméticos”.

Steve Cosgrove, en su maravillosa serie de cuatro partes, rastreó la historia de la Leyenda del Templo, descubriendo el importante hecho de que las copias manuscritas se encontraron en la biblioteca del Señor Balcarres. Esto establece la antigüedad de la leyenda, por lo que es, con mucho, la fuente más probable de la Leyenda Hiramica del Tercer Grado. Citando al Hermano Cosgrove:

Los Caballeros Templarios revivieron la idea, en los siglos XII y XIII, de construir el Templo del Rey Salomón, pero fueron destruidos por el rey de Francia, Felipe el Hermoso. Su legado fue preservado en un nivel por la masonería escocesa y, en un nivel mayor, por sus sucesores, los rosacruces”. “La masonería escocesa fue importada a Inglaterra cuando el rey Jacobo VI de Escocia se convirtió en James I de Inglaterra en 1603. James verdaderamente puede ser llamado el “rey masón”. “Después se trasladó a Londres y se convirtió en rey de Inglaterra, se involucró en una corte real de masones”.

Francis Bacon, la principal mente científica de la época, era su amigo cercano, compañero masón y mentor”. “En el antiguo sistema ritual escocés, había un ritual del grado uno y después los segundos estatutos Schaw, un sistema de dos grados que se llevó a Inglaterra durante el reinado del rey Jaime I.

En algún momento de principios del siglo XVII en la corte de Reyes, el sistema original escocés de dos grados fue modificado en un sistema de tres grados. El tercer grado describiendo la Leyenda del Templo del Rey Salomón y la construcción del templo por Hiram, no siempre fue el motivo. Lo mas probable es que los Antiguos Cargos, tanto en Escocia e Inglaterra, tenían un sistema de uno o dos grados que tuvo su lugar en una suerte de leyenda de Noé con los pilares de Jaquín y Boaz sirviendo como los conservadores de la antigua sabiduría de la Atlántida”.

En el manuscrito Graham de 1726, el manuscrito incluye una primera versión de la leyenda de Hiram en la que Noé tiene la parte que después de 1730 se atribuye a Hiram”. “La contribución Rosacruciana a la preexistente masonería iniciática fue la suplantación de la Leyenda del Templo por la vieja leyenda de Noé basada en las columnas de Enoc. Esta leyenda del Templo fue difundida por la Fraternidad Rosacruz, primero a Alemania y Bohemia, y luego a Inglaterra y, finalmente, a Escocia, como lo demuestran las traducciones escritas a mano que se encontraron en la biblioteca del Señor Balcarres.

El rey Jacobo VI era un masón escocés iniciado cuando se convirtió en rey de Inglaterra en 1603. Él trajo de Escocia los antiguos ritos masónicos, y puso masonería de moda en su corte y extendió su membresía a través de Inglaterra. Cómo fue que quedó implantado el Tercer Grado Rosacruz en la corte del rey, es un misterio. Pero, lo mas probable es que el famoso mago John Dee, la llevó con él cuando regresó a Inglaterra desde Alemania en 1589. Su ocultismo no era aceptable para la corte del rey, pero el rey fue adornado con otro masón y Rosacruz, Sir Francis Bacon.

Es probable que el nuevo Tercer Grado fue plegado en los antiguos ritos existentes traídos de Escocia por el Frater Bacon, en algún momento alrededor de 1610. En 1630, la primera referencia a la palabra masónica aparece en un poema, inextricablemente unida al símbolo Rosacruz, “para nosotros que somos hermanos de la Rosa-Cruz, tenemos la palabra del masón y la segunda vista”.


PARTE 2

Ahora vamos a realizar un poco de especulación la cual es para NO ser considerada como autorizada, por lo que si usted decide ver esta parte, por favor, hágalo con indulgencia.

Consideremos ahora algunos símbolos, teniendo en cuenta que todos estos símbolos tienen significados múltiples, y que la mayoría tienen sus raíces en Egipto. En el simbolismo, un significado no sustituye a otro, e incluso significados diametralmente opuestos pueden estar implícitos dentro de un solo símbolo. Todo lo que tenemos que hacer es examinar estos símbolos a la luz de la información que acabamos de recibir, para ver si otra capa de significado puede ser añadida a nuestro repositorio. Recordemos, además, que los sistemas de creencias cambian con los años, y los símbolos que significan una cosa hoy, pueden haber tenido significados muy diferentes en tiempos pasados.

Ya hemos tocado los pilares. En la masonería moderna son exotéricamente atribuidos al Templo de Salomón, aunque hay muchas otras explicaciones. Una que es casi siempre ignorada, sin embargo fue al parecer una de las primeras, es que ellos representan los dos pilares del conocimiento en que las siete ciencias se inscribieron por primera vez.

Citando al Hermano Cosgrove: “Una versión de los Antiguos Cargos de Escocia, que datan de 1726, se refieren a un ritual en el que los Hijos de Noé levantaron el cadáver de Hiram de la tumba, en busca de un secreto relacionado con la reconstrucción del mundo después del Diluvio. También, en estos Antiguos Cargos, los dos pilares de Boaz y Jachin no son los mismos que aquellos en el Templo de Salomón. Más bien son los pilares sobre los que todo el conocimiento esotérico de la era Atlante fueron escritos en una escritura secreta para ser preservada después del diluvio y la inundación”. Dicho sea de paso, un erudito bíblico llamado Michael Rood dio una conferencia en la que demostró que los dos pilares del Templo de Salomón, pueden haber impulsado en realidad un sistema de palanca que operaba una puerta secreta, detrás de la cual el Arca de la Alianza podría ser ocultada en una emergencia. Esta fascinante tesis está gratis en línea, titulada “El Gran Secreto del Templo de Salomón”. Sintonicen en 1:38:00 para escuchar sobre el sistema de pilares.

El Delantal es declarado ser “un emblema de la inocencia”. Según Manly Hall:Cuando es gastada el área relacionada con las pasiones animales, la piel de cordero puro significa la regeneración de las fuerzas procreadoras y su consagración al servicio de la Deidad”. Aunque el delantal claramente tiene raíces en el viejo mundo, todavía hay una correlación significativamente en el libro del Génesis. Según el autor masónico Dr. J.A. Weiss: “El delantal masónico se originó a partir de la cubierta o delantal de hojas de higuera, adoptada por Adán y Eva después de la caída”. Porque después de consumir el fruto prohibido: “los ojos de ambos se abrieron y supieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera y se hicieron, ellos mismos, delantales”. Así, vemos que el delantal también podría decirse que simboliza el conocimiento del bien y del mal, y, como Manly Hall señaló, la regeneración de la fuerza procreadora como resultado de este conocimiento. Albert Pike describe esta fuerza diciendo: “Es el instrumento de la libertad o libre albedrío. Ellos (los iniciados) representan esta Fuerza, que preside sobre la generación física, bajo la forma mitológica y los cuernos del dios Pan; luego vino el macho cabrio del Sabbath, hermano de la antigua Serpiente, y el portador de la luz o Fósforo, de la que los poetas han hecho el falso Lucifer de la leyenda”. Así que, en pocas palabras, el delantal se puede decir que es para simbolizar el poder oculto de su portador y la consagración de la energía serpentina, para uso constructivo.

Se dice que el piso de la logia se remonta a los templos egipcios, en los que se utilizaba para registrar el paso del tiempo y las estaciones. Es casi seguro que está conectado a los templarios, quienes utilizaban una tela de tablero de ajedrez para descifrar y, por lo tanto, “marcar” sus obligaciones bancarias, con el fin de “cuadrar” sus cuentas. Oficialmente, sin embargo, se nos informa que “El mosaico del pavimento es una representación de la planta baja del Templo del Rey Salomón, y es un emblema de la vida humana, a cuadros con el bien y el mal”. Mas exactamente, sin embargo, se puede decir que es para simbolizar el universo del conocimiento del bien y del mal, que forma la base sobre la que el iniciado está de pie.

El simbolismo del Gran Sello de los Estados Unidos ha sido objeto de amplios comentarios. Un detalle que parece haber escapado a la atención popular es la pupila del “ojo que todo lo ve” mismo. Acercándose, vemos que la pupila se asemeja a una llama, pero ¿qué significa esto realmente? Hay varias interpretaciones para el ojo. Puede representar: El Sol, o el “ojo del mundo”, también llamado el “Ojo de Júpiter”. Para los egipcios, este papel fue cumplido por Horus. Tal vez, simplemente simboliza “El Gran Arquitecto del Universo”. Puede representar “el hijo de Dios, el que tiene sus ojos como llama de fuego” (Apocalipsis 02:18) Hay algo de apoyo a esta declaración, por “el ojo que todo lo ve dentro de un triángulo, rodeado por un resplandor dorado”. “Tiene un valor cabalístico de 70 + 3 + 200, igualando a doscientos setenta y tres (273), que es el valor de la frase EHBEN MOSU HABONIM (la piedra que rechazaron los edificadores)”. Para otros, sin embargo, también puede representar el genio de fuego, el tío Samael, quien engendró a Caín y con ello engendró el Oficio.

Hablando de América, ¿cómo es que consiguió ese nombre? Oficialmente, América lleva el nombre del explorador Americo Vespucci, pero esto parece dudoso al igual que gran parte de la historia de América, que ha transformado al una vez pirata con apellido “Griego” en un héroe icónico llamado Cristobal Colón. En cuanto a América, según Manly Hall, América lleva el nombre de “La serpiente emplumada”, que es el mensajero del Sol. Era el Dios Quentzalcóatl en México y en Perú era llamado Amaru. Del último nombre viene nuestra palabra América. Amuralla es, literalmente traducido, “Tierra de la Serpiente Emplumada”. Como esta serpiente emplumada era un mensajero del Sol, era también un Portador de la Luz.

La serpiente es uno de los símbolos más enigmáticos de la Tierra. Ha desempeñado un papel en el simbolismo religioso en todo el mundo. A veces, el bien, un símbolo de la sabiduría, el espíritu y la regeneración. Otras veces, como símbolo de la oscuridad, la muerte y el poder material. En algunas culturas, como la hebrea, es ambas, simbolizando el conocimiento y el mal, la sabiduría y la muerte. Cristo nos exhorta a ser “sabios como serpientes” pero también “inocentes como palomas”; en otras palabras, “tomar la sabiduría de la serpiente, pero no su naturaleza”. Exactamente lo que los fundadores imaginaron cuando nombraron América, tal vez solo podemos suponer, pero tal vez Aleister Crowley nos puede dar una pista. Arrojando luz sobre una serie de símbolos, en un párrafo muy potente, dijo: “Esta serpiente, Satanás, no es enemigo del hombre, sino el que hizo Dioses de nuestra raza, conociendo el bien y el mal. Ordenó “Conocete a ti mismo”, e impartió la iniciación. El es ”el demonio” del libro de Thoth, y su emblema es Baphomet, el Andrógino que es el jeroglífico de la perfección arcana” “Pero, además, su carta es Ayin, el Ojo; él es la luz, y su imagen zodiacal es Capricornio, esa cabra que salta cuyo atributo es la Libertad”.

Lo que nos lleva, por fin, a la cabra. La cabra es uno de los animales masónicos mas populares, una asociación que ha sido la causa de mucha especulación y controversia. Una de las acusaciones que es negada con vehemencia, es que parte de la iniciación consiste en montar una cabra. La explicación estándar se da en “Masonería Definida”, que afirma que se remonta a: “la Edad Media, y la creencia en las orgías de brujas, donde, según se dijo, el Diablo apareció montado sobre una cabra”. “Fue en Inglaterra una creencia común que los masones acostumbraban en sus logias “levantar al demonio”. Así que “montar la Cabra”, que se creía que era practicado por las brujas, fue transferido a los masones, y el dicho se mantiene hasta nuestros días”.

Esta es la explicación más citada por las autoridades masónicas, quienes afirman que la supuesta acusación se convirtió en una especie de broma, pero sostienen que la práctica no era mas que una fantasía vulgar.

Lamentablemente, esto no es exactamente verdadero, pues aunque es escasa la evidencia de que montar una cabra formó parte de la ceremonia masónica, hubo una serie de órdenes similares que sin duda montaban la cabra.

Como tales órdenes no constituían una parte oficial de la Masonería, eran masónicas en el sentido de que muchos, como los Caballeros de Birmingham, fueron desarrollados por los masones, y muchos miembros, sino la mayoría eran también Masones.

¿Que más se sabe acerca de la cabra?

Bueno, para empezar, la cabra era una característica estándar en muchas logias de antaño. Esto fue revelado por nada menos que el Hermano Robert Morris, quien lo mencionó de paso diciendo: “Yo estaba montando un burro un poco mas grande que la cabra convencional de la logia masónica, y mis perspectivas de escapar de una empapada torrencial dependían únicamente de su velocidad”. Tal observación casual revela este conocimiento como común, por lo menos para los Hermanos de 1868. A día de hoy, la cabra sigue presente en algunas logias, por lo menos, como lo demuestra el Maestro de la Gran Logia Prince Hall de Arkansas, quien afirmó:

“En mi propia Logia algún miembro emprendedor trajo una cabra viva a un levantamiento para el énfasis, y causó una gran impresión en los candidatos, así como a los miembros y mas especialmente a mí. Pensé que “montar la cabra” era solo una parte divertida de las iniciaciones masónicas, pero capturó mi atención esa noche en Little Rock, Arkansas”.

Por otra parte, en “Girando la Llave de Hiram”, el hermano Robert Lomas describe el preludio de su iniciación al Tercer Grado:

¿Lo has recordado? Sobrio, ¿calzoncillos limpios?” “por supuesto”, le dije. “¿Es esta noche realmente en la que montaré la cabra?” “has estado escuchando a Denis, ¿no es así?” “Eso es un secreto, yo sonreí. “Bueno, David tenía el remolque de ganado detrás de su Land-Rover, cuando llegó”. Mike respondió: “Espero que sea una cabra”. “Por supuesto que es una cabra ¿no está pensando que podría tener que participar en un acto antinatural, o sí?” Hmmm, bueno ahora, suficiente evidencia está en la mesa para realizar de forma segura la pregunta, ¿que puede representar todo esto? además de la idea de mal gusto, que montar la cabra es una imitación simbólica del diablo, como sugiere inadvertidamente la explicación “oficial”.

Según William Moore: “La cabra, dentro del contexto del cuarto de la logia, representaba una fuerza que amenazaba con despojar al fraternal iniciado de su capacidad para mantener la calma”. De hecho, a menudo se imponen bromas o “trucos” sobre el iniciado, en gran parte con el fin de “conseguir su cabra”. Como una vieja publicación Shriner puso: “La pomposidad es perforada, el orgullo es escarnecido y la dignidad es acosada”.

Si estos astutos hermanos en realidad no inventaron esta broma de mal gusto, ciertamente la perfeccionaron. Cuando el candidato venció la tentación de reaccionar con enojo a dicho trato, él ganó el autocontrol, ya que la gente ya no podría “conseguir su cabra”.

Una explicación similar se da por Elbert Benjamine, quien en referencia a los rituales de iniciación egipcia, dijo: “Este tipo de pruebas, en alguna forma transmitidas de este periodo remoto, persisten hoy en día, como lo atestigua el hostigamiento de los recién llegados en la escuela, y el montar a la cabra en nuestras logias. Pero ¿por qué debería ser llamada prueba de aptitud para la iniciación montar una cabra?

“Zodiacalmente la casa de Saturno, el origen de nuestro Satanás, es Capricornio, ilustrado en el firmamento por una cabra”. “La cabra es el símbolo del mal y montar la cabra significa que las tentaciones han sido vencidas, el diablo fue vencido, y los instintos animales sublimados en activos espirituales”. Esta es de hecho una hermosa explicación y una que podría ser fácilmente aceptada, si “montar” fuera la única actividad asociada con la cabra.

En imagen y en poemas, sin embargo, la cabra de la logia tiene otras varias funciones, tales como hermano o, incluso líder. Algunas imágenes ponen a la cabra en un alto papel simbólico, mucho para emoción de los Hermanos. Algunos detractores han sugerido que “montar la cabra” tiene algún tipo de connotación sexual. Al mirar estas fotografías, y leyendo estas historias contadas por el Hno. Lomas ¿quien, en verdad, es culpable de tales sospechas? Entonces, ¿qué otra cosa puede simbolizar todo esto? ya que lo obvio está claramente fuera de cuestión.

Escena en pantalla:

¿La cabra? (Risas) Es divertido. Ahora voy a contarle esta historia a otra persona.
¿No te parece que es un poco extraño, número tres?
Bueno, uh, uh …
Si, es un poco extraño, ¿no es así?
Sí, es extraño.
Fin escena

Albert Pike ya nos ha proporcionado una pista importante, cuando mencionó que los iniciados “representan esta Fuerza, que preside sobre la generación física, bajo la forma mitológica y los cuernos del dios Pan, de donde vino el macho cabrío de Sabbath”.

Estas imágenes entonces, junto con las otras, pueden ser interpretadas como una iniciación del “poder oculto de la generatividad”. La serpiente Kundalini.

Hay otras pistas sobre la identidad de la cabra. En el poema “La cabra” leemos que la cabra premia la búsqueda de la Masonería, pero castiga a uno por participar en “las cosas mundanas”, incluyendo la oración. Fumar, sin embargo, es aparentemente tolerado, junto con el alcohol. Había un truco en particular, titulado “beber la sangre de la cabra”. El simbolismo detrás de esto es obvio, no hay necesidad de especular, por el libreto del catálogo diciendo que “no puede haber ninguna ceremonia mas apropiada que la de servir al candidato sangre del animal, con el fin de que sea imbuida hasta el fondo con el espíritu y la vida de la organización”. Esta significativa declaración nos lleva a nuestra interpretación final, y es esta:

La cabra es la fuerza motriz sobre la que su jinete viaja. ¿Y que es este poder? Ya se ha aclarado completamente pero para recapitular, se socia con Pan, el macho cabrío, y la antigua serpiente, con Fósforo, el portador de luz, si, Lucifer. En resumen, la cabra puede representar al agente de Lucifer, Samael, quien está íntimamente asociado con la cabra; y después de todo esto, nadie debería sorprenderse de que el hombre que hizo este dibujo (un pentagrama de Samael – Lilith) en 1987, era un Rosacruz.

Curiosamente, algunos masones tienen la teoría de que “la cabra” simboliza “el chivo expiatorio”. Si es así, esto incluso puede ser otra asociación con Samael, se dice que Samael es idéntico a Azazel, el demonio al que se sacrificó el llamado “chivo expiatorio en el lomo Kipur. En realidad, esta cabra no fue puesta en libertad en el desierto, como muchos creen. En lugar de eso, fue reservada con un hilo escarlata “para Azazel”. Entonces, después de escuchar los pecados del pueblo, fue llevada a la cima de una montaña irregular, sagrada para Azazel, tuvo que ser empujada al precipicio a una muerte segura.

Algunos personalizan su identificación con Lucifer, como el Shriner Bob Roslund aquí.
Escena en pantalla
¿Acabas de decir que eres Lucifer?
Soy Lucifer.
De acuerdo. Define Lucifer para mi.
Puro, virtuoso, sano, inocente, individual, que saldrá a ayudar a la gente.
¿Eso es Lucifer?
Sí.
Diga eso otra vez, Lucifer es santo, puro, virtuoso!
Virtuoso
¿Es él el Lucifer que Dios creó?
Ese es el mismo.
¡Oh! Hombre esto es genial, voy a poner esto en internet.
¡Oh! Dios te bendiga, hermano.
Fin escena

Otros se refieren a sí mismos como “cabras”, burlándose de los forasteros como “ovejas”. Esto es altamente simbólico, con una correspondencia que la mayoría estaría de acuerdo. En “simbolismo de los Tres Grados”, leemos: “El cordero, como se establece en nuestros monitores, ha sido en todas las épocas considerado un emblema de la inocencia”. “Es un dicho conocido y lo ha sido durante años que los corderos serán separados de las cabras. El malvado simbolismo de la cabra es tan antiguo como el simbolismo benigno del cordero”.

En la Biblia, las ovejas y las cabras se utilizan para denotar los dos linajes o tipos espirituales. Dice: “Y antes de él serán reunidas todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como un pastor separa las (sus) ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Entonces, dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mi, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles”.

Si bien esta perspectiva puede parecer desagradable para algunos, tal vez, para un hijo del fuego, el cielo de un hombre es el infierno de otro.


CONCLUSION

El progreso y el cambio tienen un largo resentimiento indebido.

Escena en pantalla (película sobre la vida de Bryan)
Nos han desangrado los bastardos, tomaron todo lo que teníamos, y no solo de nosotros, de nuestros padres y los padres de nuestros padres. Y de los padres de los padres de nuestros padres.

Sí. Y de los padres de los padres de los padres de nuestros padres.
Muy bien Stan no trabajas el punto.
¿Y qué nos han dado los romanos a cambio?
¿El acueducto?
¿Qué?
El acueducto.
Oh, sí, si eso nos lo dieron, eso es cierto.
Y el alcantarillado.
Oh sí, el alcantarillado.
¿Recuerdas como olía la ciudad antes?
Sí, bien reconozco que el acueducto y el alcantarillado nos los han dado los romanos. Y las carreteras.
Evidentemente, las carreteras, eso no hay ni que mencionarlo.
Pero además del acueducto, el alcantarillado y las carreteras, la irrigación, medicina, educación…
Sí, sí, de acuerdo.
Y el vino.
Si, eso si lo vamos a extrañar si se van los romanos.
Los baños públicos.
Y ahora se puede salir en la noche, sin peligro.
Sí, saben como imponer la ley y el orden, la verdad son los únicos que han sabido como imponerla.
Muy bien, pero además del alcantarillado, medicina, educación, el vino, orden público, irrigación, carreteras, agua fresca y los baños públicos, ¿que han hecho los romanos por nosotros?
Fin escena

Así que para esos espectadores que ahora están pensando “¡Lo sabía! finalmente, es la prueba de que el mundo está siendo conquistado en el nombre de Lucifer”, tengo esto que decir y, en cualquier caso, recuerde que debe mantener una perspectiva equilibrada, y siempre poner las cosas en su contexto histórico.

Cuando comenzó la Revolución, el mundo ya estaba en las garras del diablo. El conocimiento en si había sido declarado ilegal. La Tierra era plana y el Sol giraba alrededor de ella, pues era el centro del universo. Galileo murió bajo arresto domiciliario por haberse atrevido a declarar lo contrario, y le tomó a la Iglesia hasta 1992 admitir formalmente que Galileo tenía razón.

Entre los Reyes y el Papa, un férreo control tuvo lugar sobre los cuerpos y las mentes de las personas; millones fueron quemados en la hoguera o torturados por las ofensas mas insignificantes. En muchos sentidos, se puede decir que la Hermandad ha elevado a Europa de la Edad Media.

Los hombres de visión soñaban con una sociedad noble, donde el hombre sería libre de ser él mismo. Se trabajó mucho, mucha sangre fue derramada, y la sociedad, sin duda, ha mejorado, en un primer momento.

Ahora,como la revolución final se acerca, se está produciendo una tendencia preocupante. La estabilidad económica del mundo se está derrumbando ante nuestros ojos, con casi todas las naciones en una espiral de deuda para una camarilla de familias de banqueros. Muchos países están promulgando leyes contra el terrorismo; en los EE.UU, la Constitución es casi una reliquia!. En cuanto a la red de vigilancia que se está construyendo, los monarcas y dictadores de tiempos pasados, simplemente, babearían de envidia.

Te pregunto, amigo, ¿que clase de mundo saldrá del capullo? ¿Habrá realmente “Luz” al final de este túnel de la revolución mundial, o se detendrá el cronometro en 1984?

Esperemos y oremos, que las palabras del senador Barry Goldwater demuestren miopía. “Aquellos que buscan poder absoluto, a pesar de que lo buscan para hacer lo que ellos consideran como bueno, simplemente están exigiendo el derecho de hacer cumplir su propia versión de los cielos en la Tierra; y permítame recordarle, ellos son los mismos que siempre crean la mayoría de las tiranías infernales. El poder absoluto corrompe, y aquellos que lo buscan deben estar bajo sospecha y tener oposición. Su conducta equivocada deriva de falsas nociones de igualdad, damas y caballeros. Igualdad, correctamente entendida, como nuestros padres fundadores la entendieron, conduce a la libertad y la emancipación de las diferencias creativas. Mal entendida, como lo ha sido tan trágicamente en nuestro tiempo, conduce primero a la conformidad y después al despotismo”.

¿Estas palabras probaran ser proféticas? ¿El nuevo jefe será el mismo que el antiguo jefe?
No nos dejemos engañar de nuevo.


Subtitulado por Melvecs
La Verdad Nos Espera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada