PORTADA ÍNDICE CONTACTO

Ex bajista del grupo Scorpions afirma que participó en un ritual de sangre illuminati

6 oct 15. A pesar de que los Illuminati de Adam Weishaupt ya no existen y que esta denominación se utiliza para generalizar a ciertos grupos de poder, los rituales de sangre humana sí que existen y son una manera de pactar silencios con sangre para obtener dinero y posiciones de poder.

Si miramos, por ejemplo, el Levante español, nos vienen a la mente casos como Alcasser (ver aquí) y el recién destapado caso Bar España (ver aquí), con políticos como Fabra, el de los aeropuertos sin aviones, que al parecer de este que les escribe son, además de un gran negocio de películas snuff, pactos de sangre para ascender con la boca bien cerrada a los ámbitos del poder.

Estas élites oscuras, formadas por familias milenarias, saben del poder de la sangre humana como alimento energético para los seres o entes que son los mismos dioses del pasado a los que rinden sumisión.

Pero no son esos illuminati que tanto dieron a conocer en una obra tan desinformativa como El Código Da Vinci; son otros a los que les viene muy bien ocultarse tras estas falsas denominaciones porque si indagas tras ellos nada encontrarás.

Tampoco descartamos que este rockero en cuestión esté en horas bajas y busque protagonismo. Nuestro único interés, sea o no verdad estas declaraciones, es desvelar en la medida de nuestras posibilidades que estas prácticas existen mucho más de lo que te imaginas.

Ralph Rieckerman, ex bajista del grupo de rock alemán Scorpions, afirma que los participantes pagan 100.000 dólares por ir a esas "fiestas". Nada sorprendente porque el mundillo de la música y el cine está plagado de artistas vendidos o sometidos al poder de estas élites oscuras para lograr triunfar:




Imágenes coladas de una fiesta en los años 60 de una de las familias más poderosas del mundo: los sionistas Rothschild


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada