PORTADA ÍNDICE CONTACTO

Todo es un juego, una gran mentira



5 jul 15. Indagar y profundizar en busca de las manos que mueven los hilos por encima de las caras visibles del sistema nos lleva a entender cual es el juego. A lo largo de la existencia de este blog se ha evidenciado que los amos carecen de imaginación, o más bien no la necesitan, porque por milenios han triunfado repitiendo una y otra vez la misma jugada: problema-reacción-solución.

Su único objetivo es el control. Su medio para obtenerlo es, en estos tiempos, el dinero. Para lograrlo provocan el enfrentamiento entre dos bandos, ambos creados por ellos mismos, como está ocurriendo con el TTIP, Europa (Grecia), EEUU por un lado y los países BRICS por otro (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica).

Si nos atenemos, para no extendernos, al siglo XX, tanto las cartas del masón de alto grado Albert Picke a finales del siglo XIX donde planificaba las TRES guerras mundiales, habiéndose producido dos de ellas tal como lo diseñó Picke para empujar a la creación del estado de Israel como detonante de conflictos, y las Naciones Unidas como gobierno mundial deseable por ellos, y los Protocolos de los Sabios de Sión, escritos a comienzos del siglo XX, donde se refleja cómo manipular la sociedad, es más que evidente que estamos inmersos en un juego al que asistimos como meros invitados y a la vez víctimas.

Este enfrentamiento prefabricado hará implosionar el sistema, su sistema ya amortizado, para derivar con sigilo en otro sistema en el cual los países serán meros nombres sin soberanía y el dinero tal como lo conocemos desaparecería en favor, tal vez, del bitcoin virtual.

Es tal el control que ya en 1988 El Vaticano nos grabó ante nuestras narices una moneda que elige, entre miles de posibilidades, un avión fumigando (imagen superior).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada