PORTADA ÍNDICE CONTACTO

Masones y Vacunas


El folleto masónico “De oro y cielo azul” (Turku, 1992, p. 25) establece que “los masones fueron los pioneros y promotores de la vacunación”.

Médico/Masón Edward Jenner

En realidad, fue el masón y el médico, Edward Jenner, que en 1796 comenzó a promover la vacunación “preventiva”, un hecho del que los masones se sienten orgullosos de (John Hamill, Robert Gilbert,”La Francmasonería: Una Celebración del Arte”, Londres, 1998, p. 128).

Edward Jenner fue miembro de la Logia Fe y Amistad No.270 en Berkeley, Inglaterra (ibid., p. 235). Las publicaciones de Jenner claramente muestran que él era perfectamente consciente de que habiendo tenido una vez una enfermedad no hacía inmune a una persona. Tampoco las vacunas. Sin embargo, abogó por algo que era totalmente no-natural y altamente peligroso.

Dra. Viera Scheibner

La Dra. Viera Scheibner (Australia), la principal experta del mundo en lesiones por vacunación, ha descubierto una conexión entre la vacuna triple contra la difteria, la tos ferina y la tuberculosis, y el síndrome de muerte súbita infantil que ha sido científicamente demostrado. Muchos niños se han convertido en inválidos de por vida.

Muchos niños se vuelven pronto autistas después de sus vacunaciones. De acuerdo a un estudio en California publicado en Marzo de 1999, el autismo ha incrementado en un 273% en los últimos 10 años. Sólo en 1999, fueron registrados 1.685 casos nuevos (“Autismo ´99: Una emergencia nacional”, Yazbak, 1999). En Maryland, el autismo se incrementó en cinco veces en el mismo período. 1 de cada 149 niños ha desarrollado autismo. Advertencias contra esta correlación ha sido escuchada desde hace algunos años, pero médicos ignorantes continúan propagando los mitos que las vacunas son completamente inofensivas.

La verdad es que las vacunas son la causa de un gran número de muertes y discapacidades a un alto costo para los contribuyentes.

Viera Scheibner ha escrito un libro titulado “Vacunación: 100 años de investigaciones ortodoxas demuestran que las vacunas representan un asalto médico al sistema inmunitario” (Mary-borough, Australia, 1997), el que demuestra las formas en las que hemos sido engañados y perjudicados. Usted no puede prevenir un dolor de cabeza tomando aspirina, según la Dra. Scheibner. Nadie en su sano juicio haría eso. Las vacunas tienen poco sentido.

Los Masones Rockefeller

Las empresas farmacéuticas que fabrican las vacunas son los verdaderos ganadores. Hasta el 80% de todas las vacunas utilizadas para los niños, están hechas en laboratorios controlados por la familia masona Rockefeller.

Profesor Antoine Bechamp

El Profesor Antoine Bechamp (1816-1908) es aún virtualmente desconocido. No recibió donaciones para su investigación. El principal interés de Bechamp fue la influencia de los microorganismos en el cuerpo humano. Hizo hincapié en el hecho de que, mientras comiéramos y viviéramos bien, las bacterias nos servirían bien. Cuando hay un desequilibrio, muchos minerales vitales son perdidos de las células, y virus y bacterias comienzan a atacar las células debilitadas.

Bechamp demostró que todas las células vivas contienen pequeños gránulos llamados microzimas, que tienen propiedades enzimáticas únicas y un movimiento oscilante. Su presencia en la sangre es necesaria para la formación de costras en el caso de heridas. Las Microzimas pueden sobrevivir a temperaturas de hasta 300 grados celsius, y permanecen mucho tiempo después de la muerte de el organismo anfitrión. Pueden desarrollarse y crecer y generar bacterias (Antoine Bechamp, “La Sangre y su tercer elemento anatómico“, Filadelfia, 1911).

Bechamp creía que las enfermedades se desarrollan en el cuerpo, cuando la condición interior y el equilibrio natural están lo suficientemente perturbados, y la tensión eléctrica en las células es reducida.

Una célula sana tiene un voltaje de entre 60 y 100 mV, mientras que una célula de cáncer tiene 20 mV. Esto fue descubierto por el Dr. Robert Becker en la década de 1920 (Robert Becker, Gary Selden, “El cuerpo eléctrico: el electromagnetismo y la Fundación de la Vida”, Nueva York, 1985).

El "vendido" Luis Pasteur, que eligió los billetes antes que la salud de la gente, ayudando a los illuminati a establecer el DOGMA de las vacunas.

Otro científico francés, Louis Pasteur (1822 – 1895), expuso por otro lado, que todos los microorganismos, tanto dentro como fuera del cuerpo pueden causar enfermedades y -por lo tanto- debía ser controlado por el uso de vacunas. Recibió subsidios enormes. El apoyo de esta afirmación era un oportunidad de hacer grandes cantidades de dinero, mientras perjudicaba a la gente. La principal fuente de dinero de Pasteur fueron los Rothschild de París, en particular Gustave Rothschild.

La intensa propaganda de los masones ha hecho de Pasteur un nombre familiar. En su lecho de muerte (para alguien criado en un país católico, el momento más importante), el 28 de Septiembre de 1895, Pasteur se retractó de su error -la teoría simplista- con las siguientes palabras:

Los microbios son nada, el medio ambiente es todo!”.

Los Francmasones no hicieron nada por anunciar esta verdad fundamental. (¡¡Nada de extraño!!).

En el campo de la microbiología médica, la teoría de Pasteur sigue siendo la base para combatir las bacterias con la penicilina y otros antibióticos. A principios de 1900, un número de científicos prominentes y patólogos han tragado millones de bacterias infecciosas de cólera en un desesperado intento de cambiar la mentalidad de la élite gobernante de su sociedad. Peor no sucedió nada peor, salvo diarrea leve, aunque el principio activo de las bacterias se demostró estar activo en el interior de los científicos. La élite no estaba dispuesta a tomar nota, ya que tenían un interés personal en el control de los microorganismos mediante el uso de las vacunas.

La profesión médica no tiene ningún interés en comprobar los hechos detrás de la declaración oficial que las vacunas son más eficaces. La verdad es que el material disponible en la literatura médica claramente muestra que las vacunas pueden ser totalmente ineficaces en la prevención de la enfermedad, mientras que las vitaminas y los minerales son fiables al respecto. Ignorantes miembros de la profesión médica declaran que las vacunas son la principal explicación de la baja tasa de enfermedad en la actualidad.

Las estadísticas muestran, sin embargo, que la disminución de la tasa de enfermedades infecciosas comenzó antes que las grandes campañas de vacunación en los años 1900. Además, las enfermedades comunes de los niños no son en absoluto nocivas sino que en realidad pasos necesarios en el camino hacia el desarrollo del sistema inmunitario. Las vacunas también provocaron un aumento considerable en la incidencia de la poliomielitis después de muchos años de disminución constante. En los Estados Unidos Estados de hoy, las vacunas son la única causa de la poliomielitis. Alternativas a la vacunación, que han demostrado ser inocuas y eficaces, han estado disponibles desde hace muchos años, sin embargo, esta información ha sido suprimida. Los trabajadores de atención de la salud pública están poniendo en peligro la salud de y el bienestar de los individuos mediante el mantenimiento de los mitos de las vacunas.

Después de su investigación exhaustiva de la literatura médica sobre el tema de la vacunación, la Doctora Viera Scheibner concluyó:

No hay prueba alguna de la capacidad de las vacunas para prevenir enfermedades. Por el contrario, hay una gran cantidad de evidencia de ser ellas teniendo graves efectos secundarios”.

La Agencia Sueca de Productos Médicos (Läkemedelsverket) no ha reconocido un solo efecto secundario de las vacunaciones de niños en la última década. En el mismo período, sin embargo, un número de empresas farmacéuticas han pagado millones de dólares en compensación a 20 niños suecos gravemente dañados por las vacunas.

En los Estados Unidos, miles de casos de efectos secundarios de la vacuna triple contra el sarampión, paperas y rubéola han sido reconocidos en los últimos años. El fondo federal por lesiones de vacunación ha pagado una suma total de 800 millones de dólares a 1.400 familias en el mismo período, exclusivamente a familias con medios económicos para seguir un caso en la corte, y en posesión de la información necesaria para permitirles hacer contactos y encontrar apoyo en la literatura médica. Sus hijos estaban sanos y en desarrollo apropiado hasta el momento de su vacunación, después de la que se convirtieron a estados febriles o comatosos o comenzaron a tener convulsiones. Su condición entonces se volvió crónica y algunos de ellos desarrollaron autismo.

Después de la Primera Guerra Mundial, en 1918 – 1919 cuando comenzaron las inoculaciones contra la gripe española, por lo menos 25 millones de personas murieron en todo el mundo (India contaba con más de 12 millones de muertos, Italia con 400.000, Suecia con 38.000).

Los países que no pudieron acceder a la vacuna norteamericana (Grecia, Egipto) se salvaron. En esos países, nadie se enfermó.

El nombre “gripe española” se deriva del hecho que España, quien se mantuvo neutral en la Primera Guerra Mundial, no tenía censura ni interés en cubrir los daños de la epidemia, mientras que los poderes en guerra mantuvieron los efectos en secreto. El verdadero país de origen de la gripe española fue Estados Unidos, donde los soldados habían sido incubados contra posibles enfermedades infecciosas. Más de 500 millones de personas estaban infectadas. Las vacunas han cobrado millones de vidas humanas y aún los programas de vacunación continúan.

El Presidente Clinton admitió que la vacuna contra el tétanos que se envió al tercer mundo causó esterilidad en gran número de mujeres (el Observador de Idaho, octubre de 1999).

Dr. Len Horowitz

En su libro “Virus emergentes: SIDA y Ebola – Naturaleza, Accidente o intencional“, el Dr. Len Horowitz demostró cómo el Departamento de Defensa de Estados Unidos, en la década de los ´70, trató de crear una exitosa arma biológica. El arma con la que se las arreglaron para crear, es hoy en día conocida como SIDA. Cínicamente, el nombre SIDA (Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida) establece claramente que es un caso de inmunodeficiencia adquirida. ¿Cómo se adquiere?. A través de la vacunación. Documentos oficiales muestran que la vacuna contra la polio contaminada con HIV, fue administrada a un gran número de personas en África antes del estallido de la epidemia.

Según información oficial, 30 millones de personas han muerto de SIDA hasta la primavera de 2004. A esta fecha (2004), 38 millones de de personas están infectadas con VIH en todo el mundo. Sólo el 2002, 5 millones de personas se infectaron.

El Dr. Horowitz demostró, usando un número de documentos, cómo el VIH fue entregado bajo la cubierta de la vacuna contra la hepatitis B, a un gran número de hombres homosexuales en Nueva York y San Francisco, a quienes se les hizo responsables por la propagación del SIDA en Estados Unidos.

Vacunas dañinas están continuamente siendo enviadas a los países en desarrollo para combatir la malaria.

El Francmasón Bill Gates

El Francmason Bill Gates, propietario de Microsoft, por sí solo contribuyó con 750 millones de dólares para un programa de vacunación para el tercer mundo.

En un largo artículo que trata de las lesiones por vacunación, publicado en la revista alemana Natur-Heilpraxis (N º 11, 1988), los efectos secundarios fueron muestran como una consecuencia de todas las vacunas. La interferencia de las vacunas en el sistema inmune, entre otros efectos, ha sido una de las causas de la diabetes. Dos niños alemanes en Rheinland-Pfalz fueron compensados con una indemnización por daños, por esta razón. La vacuna del sarampión, ha sido demostrado que causa parálisis. Un niño quedó ciego y espástico después de recibir la triple de la difteria, tos ferina y tétanos, que contiene una serie de sustancias tóxicas, entre ellas aluminio. El cerebro del niño fue severamente dañado. Las lesiones por vacunación fueron reconocidos. Los niños han adquirido artritis reumatoide crónica, síntomas de demencia y esclerosis múltiple, y algunos incluso han muerto tras la vacunación.

Durante la Guerra del Golfo, las vacunas experimentales fueron usadas en los soldados estadounidenses. Veteranos de Guerra afirman que los niños nacidos después de la guerra, en uno de cada tres había deformidades congénitas u otras lesiones. Los soldados no tenían posibilidad de rechazar la vacunación. Este síndrome de la Guerra del Golfo es similar al SIDA, en que descompone el sistema inmunológico. Hasta ahora no hay cura.

En su libro “Vacunación: El asesino silencioso“, Ida Honorof y Elanor McBean apuntan a los enormes daños causados por las vacunas.

La Doctora Ghislaine Lanctot, autora canadiense del best-seller “La mafia médica” (Coaticook, 1995), escribió en la revista médica canadiense:

Las autoridades médicas siguen mintiendo. La vacunación ha sido un desastre en el sistema inmunológico. En realidad, causa un montón de enfermedades. En realidad, estamos cambiando nuestro código genético a través de la vacunación …. De aquí a diez años sabremos que el más grande crimen contra la humanidad fueron las vacunas”.


Del libro de Yüri Lina, “Architects of Deception” (“Arquitectos del Engaño”)
Traducido por Conciencia Noosfera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada