PORTADA ÍNDICE CONTACTO

Hitler fue un judío y un Rothschild

2 dic 12. Así como lo fue Stalin, símbolo del comunismo, Hitler, símbolo de la extrema derecha, también fue un Rothschild, con sangre judía en sus venas, de la familia banquera Rothschild, propulsora de los Protocolos de Sion y la falsa dicotomía ideológica  diseñada para dividir a la humanidad mediante dos alternativas falsas que confluyen en totalitarismo, y en función de instaurar un gobierno mundial sionista controlado por la élite bancaria.

En su libro "Inside The Gestapo", Hansjürgen Koehler expresó lo siguiente sobre Anna Maria Schicklgruber, la abuela de Adolf Hitler:

"Una joven mujer, que trabajaba como sirvienta... llegó a Viena y fue empleada doméstica... en la mansión de los Rothschild... y el abuelo desconocido de Hitler debería buscarse probablemente en esta magnífica casa".

Esto es respaldado por Walter Langer en su libro, "La mente de Hitler", en el cual señala:

"El padre de Adolf, Alois Hitler, fue un hijo ilegítimo de Maria Anna Maria Anna Schicklgruber ... Schicklgruber vivía en Viena, en el momento en que concibió. En ese momento trabajaba como sirvienta en la casa del barón Rothschild. Tan pronto como la familia descubrió su embarazo fue enviada de vuelta a casa ... donde nació Alois".

Como dato adicional es prudente señalar que los Rothschild jamás cedieron ni el poder ni la herencia a nadie que no fuera de la familia. Habiéndose casado entre ellos durante muchas generaciones.

Tras tanta propaganda sionista desde Hollywood y un millar de libros escritos por judíos o financiados por judíos, e incluso por personas influenciadas por esta propaganda, le resultará difícil de creer que Hitler fue un Rothschild, pero, si usted estudia los beneficios que los Rothschild obtuvieron de la guerra, tanto económica como políticamente, la conexión Rothschild se hace evidente, y no tan descabellada como podría inicialmente aparentar.

"Divide y triunfarás" es el lema preferido de la familia Rothschild, que siempre financió ambos lados en las guerras, incluyendo las guerras mundiales. Al mismo tiempo esta división sirvió a la familia Rothschild para fortalecer la idea de una vía única en el sistema político y económico de la Tierra.

Mientras muchas personas miran al comunismo con horror se someten voluntariamente a la dictadura financiera global que también imposibilita la democracia, pero no de manera explícita.

Resulta irónico ver al mundo dividido entre "izquierda y derecha", dos caras de la misma moneda sionista, pero finalmente y por el momento, los Rothschild continúan la misma mecánica en muchos otros aspectos. Controlando el narcotráfico a través de la CIA y combatiéndolo mediante de los mismos organismos de seguridad. Financiando el terrorismo y financiando más tarde a la OTAN, una puesta en escena que les permite seguir adquiriendo poder.

Los rebeldes en Siria son un claro ejemplo de estrategia sionista. Los rebeldes obedecen y son la CIA, pero como los Rothschilds controlan tambien la prensa, estos falsos revolucionarios justifican intervenciones bélicas de Estados Unidos (carne de cañon de Israel) y otras naciones para cooptar más recursos y territorios.


Celeste Fassbinder
En Twitter: @CelesFassbinder
BWN Argentina 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada