PORTADA ÍNDICE CONTACTO

El fantasma de Hugo Chávez

Imágenes falsas del cadáver de Chávez ¿Confusión? ¿Cortinas de humo?
9 mar 13. Si ArucasBlog fuera un medio informativo donde cada una de las noticias y opiniones debieran estar respaldadas por pruebas que lo contrasten, no publicaría lo que a continuación he decidido exponer como una percepción particular.

No voy a entrar a valorar la labor política de Chávez; ni busco crear polémica aunque no voy a callar que desde España se han montado una sarta de mentiras orquestadas contra el mandatario venezolano, simple y llanamente por quitarle éste privilegios a empresas españolas instaladas en Venezuela.

Vivimos en una trampa. En realidad en muchas, aunque tras el surgimiento de las repúblicas y sobre todo de la Revolución Francesa y Soviética el mundo se ha instalado en un movimiento pendular que oscila de izquierda a derecha y viceversa, sin salida alguna, como en un juego de ida y vuelta: vivimos en la dualidad de la izquierda y la derecha, del bien y del mal, del bipartidismo, del blanco y el negro del suelo masónico.

Es la élite ocultista que gobierna el mundo quien creó el capitalismo y su antagónico el comunismo para enfrascarnos en un juego dual y evitar así la salida que ellos nunca podrían controlar, una salida sin "ismos" que la etiqueten. Como decía Galeano: "sólo podemos elegir la salsa con que seremos guisados"; nunca por ahora podemos elegir no ser guisados.

Es así como entra en juego Hugo Chávez, y Castro, y la falsa resistencia islandesa, el 15-M, Anonymous, Wikileaks. Son el ala izquierda de un movimiento pendular sostenido en lo alto por la misma mano que lo deja caer al lado derecho.

Recuerden la frase de los sionistas Rothschild: "dadme el control del dinero de un país y me dará igual quien gobierne".
Recuerden la frase de Bolívar cuando se percató de que las incipientes repúblicas hispanoamericanas por las que tanto luchó quedarían de por vida en manos de la banca sionista, a la cual acudió para financiar sus luchas: "me he dado cuenta de que he estado arando en el agua" . Por esto, desde entonces, tanto Venezuela como otros países sudamericanos están en manos sionistas.

En realidad, Chávez apenas dio unos ramalazos de socialismo en Venezuela, aunque suficientes para dignificar a millones de pobres invisibles hasta su llegada y otros logros.

Muertes virtuales



Desde hace tiempo se sospechaba que ya estaba muerto; que las espóradicas imágenes desde su convalescencia en Cuba eran montajes. Pruebas, ninguna. Sospechas, muchas.

Sospechas similares a otras supuestas muertes como la de Bin Laden, Gadafi o incluso Saddam Hussein.

Nicolás Maduro declaró que existen sospechas de haberle inducido o inculcado la enfermedad:




Eva Golinger afirma que hay evidencias que EE.UU. habría inducido el cáncer a Hugo Chávez:



Un experto embalsamador colombiano, Camilo Andrés Jaramillo Uribe (1), dice tener sospechas del lugar de la muerte del presidente venezolano porque otro gran experto embalsamador de El Vaticano (sic) viajó a Cuba y no a Venezuela donde se supone que murió Chávez.

El féretro, supuestamente vacío, por las calles de Caracas

Un militar afirma que por Caracas se ha paseado el ataúd vacío, el fantasma de Hugo Chávez. Ante este supuesto cabe una explicación lógica y recurrente, como es el encontrarnos ante una maniobra populista que refuerce el poder de la Revolución Bolivariana y haga crecer un mito. Puede ser.

Yo, conociendo bien muchas artimañas de la mano que mece la cuna, no me presto a creer a pies juntillas esta realidad virtual que nos venden desde la mass-media. Esta mano que sostiene el péndulo es capaz de estar creando con la figura de Hugo Chávez un mito, un mártir del capitalismo, porque esté donde esté el péndulo, a la derecha o a la izquierda, pende de la misma mano.

(1) Experto embalsamador colombiano cree que Hugo Chávez ya fue embalsamado

(2) Los venezolanos que llenaron las calles de Caracas lloraron ante un féretro vacío 

Hugo Chávez y el Nuevo Orden Mundial ¿La CELAC, fraude illuminati?:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada