PORTADA ÍNDICE CONTACTO

La Fundación Bill Gates anuncia un Microchip para el control de la población

Fue un tipo aparentemente bueno en la primera mitad de su vida. Un estadounidense promedio que hizo su fortuna con la venta de hardware y software por valor de miles de millones, convirtiéndose en un icono mundial y un ejemplo viviente del sueño americano.

Pero en la segunda mitad de su vida, se unió a la “élite” del mundo en un intento de reducir la población mundial por miles de millones… ¡y hablaba en serio!.

Pronto se convirtió en uno de los activistas de despoblación más infame, dando conferencias sobre vacunas genocidas, llevó a cabo campañas de vacunación que lisió y mató a innumerables personas en los países del tercer mundo, diseñó mosquitos transgénicos que podrían portar e inyectar virus mortales, y está constantemente buscando nuevos métodos para lograr sus enfermizos planes.

Estoy, por supuesto, hablando de Bill Gates, el hombre que impulsó recientemente un avance más de la agenda de control de la población: anunció el desarrollo de un microchip anticonceptivo por control remoto, que puede ser implantado bajo la piel y dura hasta 16 años.

¿Cómo funciona?

Después de que el microchip es implantado, comienza a liberar una dosis diaria de levonorgestrel, que es una hormona usada para prevenir el embarazo.

Según la Gate’s Foundation, una mujer puede elegir el momento para desactivar (o reactivar) el chip usando un control inalámbrico, pero teniendo en cuenta el oscuro pasado de participación de Bill Gates en la despoblación, ¡sería una locura confiar en ellos!.

En la siguiente charla TED, Bill Gates explica el aumento del volumen de CO2 causado por un gran número de seres humanos vivos y respirando:

“El mundo hoy en día tiene 6,8 mil millones de personas … ahora si hacemos un gran trabajo en nuevas vacunas, atención médica, servicios de salud reproductiva, podríamos bajar ese [número] tal vez un 10 o 15%.” “Las vacunas es algo que me encanta.”



Da bastante miedo, ¿verdad?

La anticoncepción-remota puede sonar extravagante y genial al principio, hasta que te das cuenta de que el microchip puede ser fácilmente implantado bajo la piel de millones de personas sin su conocimiento y consentimiento, y ser utilizado como una herramienta de control de la población. No es que no haya sucedido antes.

Aún más inquietante, hace un par de años en Filipinas, los poderes ni se molestaron incluso en ocultar su enfermiza agenda y forzosamente implantaron microchips RFID en quién sabe cuántas personas:



Ahora, por favor, trate de imaginar lo que la “élite” puede y hará con este tipo de tecnología. La drástica reducción de la población de la Tierra es una de sus agendas abiertas, como le he presentado a usted más de una vez.

El chip que algún día puede controlar nuestros números

El MIT declaró que el implante debería cifrarse para proteger el flujo de datos inalámbricos y mantenerlo seguro. El tamaño del chip es de 20 x 20mm x 7mm y el depósito de la hormona se almacena en un microchip de 1,5cm de ancho dentro del dispositivo.

El microchip anticonceptivo mantendría casi dos décadas una hormona utilizada en los anticonceptivos y dispensaría 30 microgramos al día, según un informe del MIT Technology Review. -Ref.

¿Cómo empezó todo?

La idea surgió después de una visita de Bill al Massachusetts Institute of Technology (MIT) dos años antes, donde le preguntó al profesor Robert Langer si había alguna forma de activar el encendido y apagado del control de la natalidad mediante control remoto. Esto le ahorraría a las mujeres la molestia de visitar la clínica para quitarse implantes anticonceptivos cuando quisieran quedar embarazadas.

Langer conectado a la Gate’s Foundation con MicroCHIPS, una empresa de Massachusetts licenciada para utilizar una tecnología de liberación-controlada de microchips. Desde entonces, la asociación ha estado ocupada en desarrollar la tecnología que podría ver un lanzamiento antes de 2018. -Ref.

En base al hecho de que personas inocentes han sido microchipeadas en secreto en el pasado, es mi firme convicción de que este microchip ya ha sido implantado bajo la piel de muchas personas, sin su conocimiento.



Y hay un giro más en la historia…

Si estos microchips son capaces de mantener la cantidad necesaria de hormonas durante casi dos décadas, ¿no es lógico suponer que puedan utilizarse para otros propósitos?. Como por ejemplo, drogar a la población de la Tierra hasta la sumisión. Piense en ello.

Traducción: elnuevodespertar
Fuente: humansarefree.com

El Doctor Carlos Amodei nos alerta de estos microchips:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada