PORTADA ÍNDICE CONTACTO

Los Protocolos de los Sabios de Sión y los Jesuitas


20 jun 16. Según Alberto Rivera, ex-jesuíta canario que abandonó la Orden y fue envenenado en 1997, antes de la Primera Guerra Mundial “una poderosa fuerza de judíos ricos maniobraba para recuperar Jerusalén” (Jack T. Chick, Los Padrinos, Chick Publ., p. 10).

Ver: El jesuita canario que denunció la conspiración mundial
Ver: Los Protocolos de los Sabios de Sión

Debido a que ellos estaban bloqueando los intentos del Vaticano por apoderarse de Jerusalén, decidieron elaborar un plan para destruir a los judíos en Europa, “...los jesuítas ordenaron a ciertos judíos leales al papa que escribieran un documento llamado "Protocolo de Sión". Cuando fuera publicado los europeos se pondrían furiosos.” El nombre completo de este libro es The Protocols of the Learned Elders of Zion (Los Protocolos de los Ancianos Sabios de Sión).

Según Richard Abanes, este libro fue compilado entre 1872 y 1895 por uno o varios autores, y publicado a comienzos de la primera década del siglo XX.

Supuestamente era “un registro textual de veinticuatro reuniones secretas de líderes de una conspiración de los judíos, que anunciaron su determinación de desbordar todos los países y religiones de los engaños de la democracia y el socialismo, y sustituirlos por un imperio mundial judío” (American Militias, p. 137).

Abanes indica que este libro pudo contener elementos de la obra escrita por el jesuíta Abbé Barruel. Otros estudiosos, como el profesor de historia Norman Cohn, indicaron que este mito de “la conspiración mundial de los judíos”, en la que se basó el libro Los Protocolos de Sión, se remonta en el pasado a la obra del jesuíta Abbé Barruel (All Roads Lead to Rome?: The Ecumenical Movement, p. 100).

Este libro fue otro engaño más de los jesuítas, y otra cortina de humo arrojada para esconder la obra que ellos mismos hacían tras bastidores. El libro Los Protocolos de Sión cayó en manos de Adolfo Hitler en 1918, y cuando llegó al poder en 1933 se usó como texto básico en las escuelas. Sus ideas fueron tomadas por el padre jesuíta Staempfle, quien escribió el libro titulado Mein Kampf (Mi Lucha), y fue firmado por Hitler (Ibíd., p. 133; The Secret History of the Jesuits, pp. 138,168).


Este libro fue “el plan jesuíta para que Hitler tomara control de Alemania (Los Padrinos, p. 19).

Hitler fue reconocido en 1941 por el cardenal Spellman de Nueva York como el “enviado de Dios” (All Roads Lead to Rome? The Ecumenical Movement, p. 161).

El “Führer” era tan sólo una pieza dentro del plan del General Superior de la Orden de los jesuítas o El Papa Negro, que en aquel entonces fue Halke von Ledochowski, un ex-general del ejército de Austria. El plan de Ledochowski era “el sueño de joven del papa Pío XI”, o sea, “una federación de naciones católicas en Europa central y oriental: Austria, Bohemia, Polonia, Hungría, Croacia, y obviamente, Bavaria.” (The Secret History of the Jesuits, pp. 128,129).

De estas, Bavaria y Hungría tendrían preeminencia, y serían gobernadas por el monseñor jesuíta Seipel, canciller de Austria (Ibíd., pp. 139,171).

En otras palabras, el plan del Papa Negro y del Vaticano era planificar, financiar y llevar a cabo la Segunda Guerra Mundial para establecer un imperio papal en Europa.

Hitler, un devoto católico romano, fue ascendido al poder con la ayuda del monseñor Klass, jefe del partido católico (Ibíd., p. 129).

Hitler era el ‘elegido’ del Vaticano que realizaría el plan previamente diseñado por el Papa Negro Ledochowski, “bajo el patrocinio de la Santa Sede, con la ayuda de Franz von Papen, y del nuncio de Munich, entonces Berlín, el monseñor Pacelli [que luego fue el papa Pío XII]” (Ibíd., p. 128).

Hitler transfirió la organización estructural de los jesuítas a su partido: "Aprendí mucho de la Orden de los Jesuítas", dijo Hitler..."Hasta ahora, nunca ha habido algo más grandioso en la tierra que la organización jerárquica de la Iglesia Católica. Transferí mucho de esta organización a mi propio partido. Voy a decirles un secreto: estoy fundando una Orden; en mis ‘Burgs’ de la Orden levantaremos una juventud que hará temblar al mundo". Entonces Hitler se detuvo, diciendo que no podía hablar nada más." (Hitler, citado por Michaele Schmaus en Ibíd., p. 164; parcialmente en Jack T. Chick, Cortinas de Humo, Chick Publ., p. 20).

Esta Orden a la que Hitler se refería fue el conocido Escuadrón de Defensa paramilitar del partido nazi: la S.S. (Schutzstaffel), también conocidos como los "Camisas Negras".

Esta orden fue organizada por el Papa Negro Halke von Ledochowski, y dirigida desde el 1929 por Kurt Heinrich Himmler, un devoto católico sobrino del padre jesuíta Himmler. En una ocasión Hitler dijo de Heinrich: "en Himmler yo veo a nuestro Ignacio de Loyola." (Libres Propos, citado por Semlyen, All Roads Lead to Rome?: The Ecumenical Movement, p. 133).
Su tío, el padre jesuíta Himmler, era "el mismo ojo y brazo" de Halke von Ledochowski, el General Superior de la Orden de los jesuítas (Ibíd., p.134).
La misma organización y principios de esta orden fueron usados para crear la S.S. alemana.

La organización S.S. ha sido constituída por Himmler de acuerdo a los principios de la Orden Jesuíta. Sus regulaciones y los Ejercicios Espirituales prescritos por Ignacio de Loyola fueron el modelo que Himmler trató, exactamente, de copiar. El título de Himmler como jefe supremo, conocido como Reichsfuhrer SS, debía ser equivalente al de General Jesuíta, y toda la estructura de la directiva era una imitación parecida al orden jerárquico de la Iglesia Católica. Un castillo medieval restaurado cerca de Paderborn, en Westfalia, llamado Webelsbourg, fue lo que pudo haberse llamado el monasterio S.S.

El conde Halke von Ledochowski, general de los Jesuítas, estaba listo para organizar, bajo la base común del anticomunismo, alguna colaboración entre el Servicio Secreto Alemán y la Orden de los Jesuítas. Como resultado, dentro del Servicio Secreto Central de la S.S. se creó una organización, y la mayoría de sus puestos directivos fueron ocupados por sacerdotes católicos portando el uniforme negro de la S.S. "El padre jesuíta Himmler fue uno de sus oficiales superiores." (The Secret History of the Jesuits, pp. 164,168; parcialmente en Cortinas de Humo, p. 20).

Heinrich Himmler, posteriormente, ganó el control de la policía secreta del estado o la Gestapo (Geheine Staatspolizei), creada para suprimir la oposición contra el régimen de Hitler. Tanto la S.S. como la Gestapo estuvieron a cargo de los campos de concentración para exterminar a los judíos. Luego, Himmler fue nombrado ministro del interior, director del frente de operaciones y jefe de las fuerzas armadas alemanas.


Franz von Papen fue un diplomático y vice-canciller católico del gobierno nazi, que en colaboración con el nuncio de Berlín, el monseñor Pacelli (el futuro papa Pío XII), ambos jugaron un rol importante en:

(1) la destrucción de la República de Weimar.

(2) el ascenso de Adolfo Hitler al poder, ayudado por el monseñor Klass, líder del partido católico alemán, y por los obispos.

(3) que Alemania firmara un Concordato con el Vaticano en 1933 (The Secret History of the Jesuits, pp. 93,128-130).

En una ocasión von Papen declaró: "El Tercer Imperio es la primera fuerza mundial que no solamente reconoce sino que pone en práctica los altos principios del papado" (All Roads Lead to Rome?: The Ecumenical Movement, p. 134; Cortinas de Humo, p. 20).

Pero von Papen nunca dijo que cuando la S.S. y la Gestapo pusieron en práctica "los altos principios del papado" en los campos de concentración, lograron entre 6 y 8 millones de víctimas.

Jorge Guerra

10 comentarios:

  1. Muy buenas Sr. Jorge Guerra, el que comenta es un paisano tuyo de Gran Canaria. Primero que nada respeto tus conocimientos de historia oculta y tu esfuerzo en investigación y divulgación de verdades ocultas y de mentiras divulgadas.
    Bien, mi comentario no pretende crear animadversión ni hacerte una crítica destructiva, lo que pretendo con él es intentar que mires otro punto de vista.
    Reconozco la importancia de los Jesuítas y el Vaticano en el devenir de la historia, pues han metido su pezuña diabólica en todo lo que han podido y mas, pero creo, bajo mi punto de vista, por lo que llevo leído de tus artículos(reconozco que sé de tí desde hace poco tiempo, pero me he leído un porrón de artículos tuyos ya), repito, desde mi punto de vista y por las investigaciones que he podido hacer también desde hace años, creo que partes de un error de base en lo que respecta a la relación sionismo judío/Jesuítas.
    En este artículo he podido ver al fin cual es tu punto de vista sobre el supuesto holocausto, cosa que me sorprende muchísimo descubrir en un investigador serio como tú que conociendo sobre el sionismo te tragues ese rollo inventado demostradamente del holocuento.
    Viendo esto entiendo el error de base del que creo adoloces, Bien, por lo que he leído aquí en tu blog, veo que crees que los judíos sionistas o cabala han sido infiltrados y manipulados por los Jesuítas, aquí es donde discrepo contigo, pues por lo que yo he podido averiguar, la iglesia primitiva supuestamente fundada por Constantino I, ya en sus orígenes no era mas que la continuación del Sanedrín Judío, de hay que se incluyera el antiguo testamento con el sanguinario Yavé como si fuese el Dios creador de todo, nada mas lejos de la realidad, pues este Yavé no es mas que un dios menor que tomo a una raza (la elegida) como sus lacayos y representantes.
    En mi opinión creo que fueron los Judíos los creadores del Vaticano y por ende a los Jesuítas, al contrario de lo que Tú expones en este tu blog, como comprenderás no puedo extenderme mucho en darte muchas explicaciones pues bastante me he alargado ya. Como consejo sin querer influenciarte en nada te aconsejo como explicación mucho mas desarrollada que leas todos los artículos de forma correlativa (desde el primero hasta el último) los artículos expuestos en la web DDLA, o en caso contrario, que veas en Youtube DDLA tv tambien de forma correlativa. Esta web y su creador expresan basrante bien todo lo que intento decirte.
    Sin mas y pidiéndote perdón si te he ofendido o molestado con mi comentario tan extenso, se despide un paisano tuyo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas, Sr Capdevila: Existiera o no el holocausto, lo cierto es que la cifra oficial de seis millones de muertos, la cual no me creo, fue la justificación para reclamar la creación del estado de Israel y el pretexto para acusar de antisemitismo a quien critique el movimiento sionista.

    Yo diferencio entre judío y sionista porque lo segundo no es más que un movimiento político pseudo religioso para engañar a los creyentes judíos, y este movimiento fue impulsado y financiado por los Rothschild y estos son el brazo financiero de los jesuitas.

    Yo no creo que fueran de raza judía los creadores del Vaticano porque a mi entender no existe un pueblo judío sino unos grupos que aprovecharon aquella coyuntura para sus propósitos. Pero, aparte de su sangre, estamos hablando usted y yo de los mismos sujetos.

    Estos grupos los he señalado y mencionado en muchas ocasiones como los creadores de los jesuítas, y son linajes que provienen por una parte de Ptolomeo y por otra de Babilonia... pero no son judíos porque la raza judía no existe. Sí que detecto un grupúsculo que se remonta a las 12 tribus de Israel que se ocupó de guardar los conocimientos de la cábala, y que menciono como la Orden de Sión, pero hoy día ni tan siquiera son judíos y sospecho que ni profesan la religión judía.

    En fin, es un tema muy largo que no me ofende para nada tu opinión porque para eso estamos, para confrontar puntos de vista; pero por favor no me etiquetes como investigador y dejémoslo en buscador de la verdad. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola otra vez, perdona la pregunta, ¿pero porqué has puesto en el artículo de arriba eso de que Hitler mató a seis millones de Judíos?, verás, tu respuesta la encuentro bastante coherente, pero parece leyendo las dos cosas que el artículo no fuese tuyo. Entiendo lo que dices de que quieres diferenciar entre sionismo y "religión" Judía, pero yo prefiero matizar un poco mas, no me gusta quedarme solamente en el sionismo, pues es del Talmud (te recomiendo que leas muchas partes de él en las que verás como nos aprecian a nosotros, a los que nos llaman Goyim o ganado) de donde parte tanta maldad.
      No quisiera que pienses que soy un antijudío, creo que es un pueblo manipulado mas desde el principio de su historia, pero esos manipuladores tienen nombres y son Yavé y seguidamente el sanedrín, que son los que para mí crearon el Vaticano.
      Reconozco que actualmente esta gente, los que invadieron y ocuparon Palestina, ya no tienen nada de semitas, pero lamentablemente estos Judíos conversos Jázaros o marranos si que siguen cuando les conviene los preceptos Judíos, incluido el vernos como ganado que estamos para servirles a ellos.
      EN cuanto a Hitler y el tercer Reich, dudo muchísimo de que fuesen realmente católicos, siacaso de puertas para afuera. esta gente mas bien tiraba para la mitología Nórdica, eso de la cultura Hiperbórea y Odín, aunque como es normal, ellos sabían que era y es el vaticano el que partía el bacalao, lógicamente tenían que estar alineados con ellos porque sino no podrían haber llegado muy lejos. Un saludo de vuelta y espero no ser demasiado cansino.

      Eliminar
  3. Es que son ellos mismos quienes afirman haber acabado con 6 millones de judíos, y cuando a von Papen no le convenía... pues lo callaba.

    He leído el Talmud, e insisto en que utilizan a los judíos y por eso no les ataco, porque si lo hago estoy siguiéndoles el juego a estos grupúsculos que más pronto que tarde los van a usar como los culpables de todos los males de este mundo para así, estos grupúsculos, salir limpios y sentar a su papa en Jerusalén.

    ResponderEliminar
  4. hola, en realidad veo que en el fondo estais de acuerdo, no se que estais discutiendo,pero después de leer muchos articulos y ver videos, creo que Hitler fingió que estaba en lucha contra los sionistas judios, pero formaba parte del plan, apoyados a su vez por el Vaticano y los jesuitas, que para esos años ya eran parte de una misma cosa . JESUITAS=VATICANO=HITLER=SIONISTAS. Todo para acumular riquezas , no solamente por crear un estado en Palestina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos hablando de lo mismo y solo son detalles a debatir, que no es discutir. En cuanto a Hitler, o lo engañaron impulsándolo al poder para después arrinconarlo, o como tú dices formaba parte del plan... todo es posible.

      Eliminar
  5. si realmente no murió en el bunker y escapó , me temo que formó parte del plan,que pena no ser vidente....

    ResponderEliminar
  6. Interesante debate...... hasta el momento se q Hitler fue manipulado, desde todo punto de vista.

    ResponderEliminar
  7. Sigo en shock con lo de los jesuitas! Y después de leer algunos artículos y escuchar alguna charla. Si lo que buscan los jesuitas está más allá de la riqueza, alguien puede explicar simplemente qué es? He leído que "Poder" dominio sobre el mundo y la humanidad... es esto algo ambiguo y desdibujado no? Si hasta hoy no podemos decir que el estado, sociedad y cultura financiera "occidentales" no están dominados por ellos (judeocristianos) y parte de oriente medio y lejano también lo están... porque no están enfocados los esfuerzos sobre el mundo que no dominan es decir India y China por decirlo rápidamente? Qué intentan los jesuitas dominar? O soy tonto o no veo más allá de mis narices!
    En los inicios y creo que don Ignacio de Loyola vivía, Sta. Teresa de Ávila, siendo acusada de "alumbrada" o "arrebatada" que era peor, fue defendida por la compañía de Jesús, ya se conocía la tendencia o brazo fuerte de la compañía y en España era fuerte si, la mayoría de los nombres conocidos son españoles y la inquisición fue dura en sus reinos. Este capítulo histórico contrastado con el tema jesuitas=iluminati=sion=SS=etc o quienes verdaderamente están arriba de todos, me crea grandes dudas. Qué interés tenían en defender a la santa si no veo gran interés en el mundo femenino, o me equivoco? o son las carmelitas el lado femenino de los jesuitas? En todo este embrollo no veo a la mujer por ningún lado, es un mundo de hombres? Qué sucede?
    No sé si ya me he perdido un poco, creo en el misticismo y en la vida más allá de las cortinas de la realidad observada y no solo creo, la he vivido. Sé que instalando tu ser "abierto" y viviendo con el en una sola existencia, es decir, siendo tu yo inferior y superior el mismo estando despierto en uno y viviendo aquí en esta "realidad observada" podemos ser capaces de manejar lo observado y ver lo que no se observa, podemos cambiar todo y más lo electromagnético, la internet sería como arrugar un papel lo mismo que volver atrás en el tiempo, como pica paño de nuevo a un cd... Si los jesuitas buscan eso, seguramente saben que es posible por todos. O buscan que no sea descubierto por todos.
    Jamás me he acercado a ellos, tienen algo de información de sus "practicas" está eso al alcance?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras leía tu comentario me preguntaba cómo contestar a tantas dudas si para ello se necesitan horas, pero me has ahorrado intentar sintetizarlo porque en tu último párrafo acabas de tirar del hilo que desenvuelve la madeja: el control es para que no sobrepasemos los límites que nos lleven a despertar y saber la verdad de todo lo ocultado desde hace milenios. Así de fácil.

      Eliminar